Está claro que existe bastante diferencia entre la marihuana terapéutica y la normal, ya que la primera ha sido modificada intentando igualar los niveles de THC y CBD que esta contiene para que su función analgésica calme a los que sufren graves dolores o patologías, mientras la segunda contiene todas sus funciones naturales, siendo muy perjudicial para la salud si la consumimos diariamente.

¿En qué es beneficiosa la marihuana terapéutica?

Existen muchas patologías, enfermedades y sobre todo dolores en los que nos puede beneficiar, es el caso de los pacientes que son sometidos a quimioterapia, después de su sesión se suelen sentir náuseas y/o vómitos, la marihuana ayuda a eliminar estos efectos secundarios. Por mucho que no lo puedas creer, es uno de los pocos remedios que se conoce contra el sida y la anorexia, ya que aumenta el apetito, por lo general cuando sufres alguna de estas enfermedades no tienes ninguna gana de comer, haciéndote perder mucho peso, la marihuana nos ayuda y hace que podamos combatirlo. Debido a que es considerado como un fuerte analgésico, también se emplea contra enfermedades en las que el paciente pueda sufrir o sentir un gran dolor, como en el caso de la médula espinal. En recientes estudios se ha demostrado que funciona contra todas estas enfermedades y en muchas otras, como es el síndrome de Tourette.

En la actualidad hay gente que también la usa a modo decorativo, por ejemplo, si nuestra casa dispone de un patio, evita que en el verano entren los mosquitos. Otra opción y una de las más conocidas es disponer de una de ella en la cocina, ya que es un espacio que de por sí se suele decorar con plantas debido a la gran cantidad de luz y aire limpio que se provee a este espacio de la casa. Podemos comprar las semillas de forma legal en cualquier tienda que esté especializada en este sector y cultivarla y cuidarla en nuestro propio hogar desde el principio, pero es aquí donde reside el principal problema, ya que es una planta que crece por fases y es difícil cuidarla correctamente, ya que necesitan muchos cuidados para cada una de sus etapas, por suerte hay tiendas que nos ayudan en este sentido, haciendo que crezcan fuertes y sanas, como por ejemplo con el abono para floración de María Green, ya que contiene todos los nutrientes necesarios para que nuestra planta no se seque ni muera.

¿No crees posible que exista gente que la use para decorar? Centrémonos entonces en Barcelona, en esta ciudad se encuentra el museo dedicado a esta planta más grande del planeta, se le conoce como Hemp Museum Gallery de Barna, en el podremos conocer toda la historia de esta planta, y su evolución, desde sus inicios hasta su uso medicinal de la actualidad, por lo que, si eres un fan de ella, te animamos a visitarlo. Podrás ver incluso pinturas de hace cientos de años en los que se puede ver que ya se consumía esta planta, también podrás disfrutar de diferentes objetos para su consumo, como pipas de lo más variopintas.

Print Friendly, PDF & Email