Unos 1.000 malagueños se quedarán sin estudiar en la UMA como consecuencia de la subida de las tasas y los recortes.

Desde Juventudes Socialistas de Alhaurín de la Torre, lamentamos que estas medidas improductivas en beneficio de los que más tienen que están siendo aplicadas por el PP, puedan deteriorar y frenar el futuro de miles de jóvenes malagueños que ni tienen empleo, ni recursos familiares para costear unos estudios cada vez más difíciles de pagar. El alcalde-diputado, Joaquín Villanova, debe entender que no todos los padres son ‘’políticos’’ ni perciben 5.000 euros y por consiguiente, no pueden permitirse un colegio mayor ni llevar a sus hijos a ‘’universidades privadas’’.  No todos ‘’los papás’’ pueden comprar recuperaciones ni optar a hijos ingenieros por la privada. No obstante, respetamos que cada cual adopte el camino que crea oportuno, Sr. Villanova, que cada familia guíe a sus hijos por donde crean más conveniente, pero nos parece vergonzoso y despreciable, que los mismos que llevan a sus hijos a estudiar a centros privados o lo ‘’movilizan’ al exterior con una ‘’VISA’’ en el bolsillo, sean los que están degradando y desmantelando la educación pública y suprimiendo-recortando las ayudas a los universitarios. 30.000 universitarios están al borde de ser ‘’excluidos’’ de la universidad por no poder hacer frente a la cuantía, por lo que serán próximamente expulsados en condición de morosos. Por imago, señores del PP. Serán desahuciados.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email