Si el coche no ha pasado todas las revisiones puede no ser seguro viajar en él.

El coche es uno de los grandes protagonistas de las vacaciones, pues la mayoría de los españoles eligen este medio de transporte para desplazarse a sus lugares de destino. Cada año miles de personas cogen su coche y se lanzan a las carreteras a conducir durante horas.

No importa la época del año en que se decida salir de viaje, es trascendental realizar un examen exhaustivo de todas las partes importantes de un vehículo. En verano, el calor produce que el asfalto de las carreteras, y el interior de los coches alcancen temperaturas muy elevadas, por el contrario, en invierno muchas autopistas se suelen congelar.

Además, el paso del tiempo y un mal mantenimiento provocan que el coche se vaya deteriorando y sus funciones se vean disminuidas, lo que lo hace más peligroso. Es fundamental que los usuarios que posean vehículo propio hagan un mantenimiento minucioso para conservar todas las prestaciones.

Siempre se le aconseja a todas las personas, que tengan pensado hacer cualquier tipo de desplazamiento, a que semanas antes lleven el coche  al taller para una revisión completa, de esta forma no se llevarán sorpresas en los días previos o durante el viaje.

Revisiones a realizar en un coche antes de salir de viaje

A continuación se comentarán las cinco cosas imprescindibles que se deberían revisar o cambiar de un coche antes de salir de viaje con él.

Revisar los frenos

Aunque más adelante se hará hincapié en una revisión de todos los líquidos del vehículo, aquí se resaltará la importancia que tiene efectuar un cambio de líquido y una revisión general del estado físico de los frenos.

Cambiar los neumáticos (o revisarlos)

Es necesario que el usuario realice una revisión periódica de los neumáticos del vehículo. La presión y, el desgaste de las marcas, son puntos que se deben observar con regularidad, sobre todo cuando el viaje será largo y las inclemencias del tiempo pudieran afectar a las ruedas.

Con las vacaciones muy cerca, realizar un cambio de neumáticos de verano será la opción más segura para todos los ocupantes del vehículo. La mejor opción mejor es acudir a Oponeo, donde realizarán una puesta a punto de las ruedas del vehículo. De esta forma se reducirán los riesgos de accidente en la carretera.

Mirar los niveles de líquidos en el coche

En el coche hay más líquidos de lo que muchos pueden imaginar, y todos ellos son muy necesarios para el buen funcionamiento del mismo. Es necesario revisar todos los niveles de aceite del motor, como los de refrigeración (en los coches híbridos hay dos, uno para el motor de combustión y otro para el sistema eléctrico que son independientes y no deben mezclarse nunca):

  • Aceite del motor: no debe superar nunca el máximo, ni estar por debajo del mínimo recomendado. Los niveles deben ser mirados cuando el coche se encuentre en reposo o al menos media hora después de que se apaga el motor.
  • Aceite de la caja de cambios: es un punto muy importante, pero más aún cuando el coche es automático. Si este es el caso debe ser comprobado con el motor en marcha.
  • Líquido de frenos: este líquido no debe tener más de dos años de antigüedad, y sus niveles deben encontrarse siempre por encima del mínimo. Es uno de los puntos más relevantes dada la importancia que tienen los frenos en la seguridad vial.
  • Limpiaparabrisas: en función de su uso hay que hacer la revisión. Es aconsejable utilizar productos específicos para conseguir mejores resultados durante su uso.
  • Anticongelante: esta sustancia nunca debe comprobarse cuando el vehículo esté caliente, pues se falsearan los resultados serán falsos. El coche debe estar en frío.

Revisar y cambiar las luces traseras o delanteras.

No importa la estación del año, aunque es cierto que en invierno suelen ser más usadas debido a que el tiempo en que está el sol fuera es menos breve.

El propio usuario puede comprobar si todas las luces del vehículo se encienden cuando deberían. Antes de iniciar cualquier viaje, hay que hacerles una revisión. Este tipo de acción se puede realizar en casa, si se cuenta con un garaje o una pared perpendicular al suelo y paralela al frontal del coche. Si `por el contrario no se tienen nociones, lo mejor es acudir a un taller y para que el personal especializado realice una valoración de su estado.

Revisar el estado de la batería

Que la batería se gaste o rompa durante un viaje, puede ocasionar muchos problemas, pues el coche no funcionará hasta que  sea recargada.

Por este motivo, si se sospecha que la batería puede estar empezando a fallar, lo mejor es comprar una nueva e instalarla, de esta manera los pasajeros se evitarán complicaciones a lo largo del viaje.

Print Friendly, PDF & Email