En términos de decoración de interiores, este es uno de los elementos más importantes que existen. Acompáñanos a lo largo de este artículo si quieres conocer la última moda que gira en torno a ellos, especialmente en lo que a sofás cama se refiere.

La figura del sofá es un elemento que vemos comúnmente en el salón o el comedor de la vivienda, el cual proporciona una función claramente enfocada a la comodidad, dotando de un lugar donde poder sentarse (ya sea a charlar, ver la tele, a comer, etc.) pero también tumbarnos (en el caso de aquellos sofás de mayores dimensiones). Sin embargo, el sillón no suele estar pensado para este tipo de acomodo, por lo que la mejor opción tanto para nuestra espalda como para nuestra salud es comprar un sofá cama y hacer buen uso de dicha cualidad cuando necesitemos tumbarnos a estirar las piernas.

Por qué comprar un sofá cama: utilidades y beneficios

Lo primero y esencial, es que son muy prácticos. En términos de comodidad tendremos un mueble “dos en uno” perfecto para todo tipo de ocasiones, en el que podremos sentarnos como habitualmente hacemos pero también dormir sobre ellos llegado el momento. Es, por tanto, especialmente útil para cuando tenemos visita en casa y necesitamos sitio extra, sobre todo cuando alguien se queda a dormir, ya que los mejores sofás cama cómodos cumplen a la perfección las veces de cama supletoria.

De hecho, deberás de tener muy presente esta doble función a la hora de realizar su compra, ya que evidentemente cuanto mejores sean la calidad de los materiales o las condiciones de comodidad del colchón, etc. Mejor descanso proporcionará este sofá cama. Sin embargo, esto también se traduce en una mayor inversión por tu parte, algo que realmente no compensa si apenas y vas a aprovecharlo para dormir en él.

También es posible utilizarlo como cama principal en pequeños estudios o habitaciones limitadas en cuanto a tamaño, ya que es la mejor forma de ahorrar espacio en este tipo de lugares. Eso sí, para esta función deberás de tener muy en cuenta el tipo de cierre que ofrezca, y si es sencillo de montar y desmontar ya que cuando vamos a dormir lo que menos necesitamos es tener que estar demasiado tiempo preparándolo todo. Necesitas comprar un sofá cama práctico.

La estética: No nos podemos olvidar de este apartado, ya que aunque la comodidad sea lo esencial (ya que afecta directamente a nuestra salud cuando lo usamos) la mayoría del tiempo el sofá estará cumpliendo una función puramente estética en el hogar, por lo que debe de presentar una apariencia acorde al resto de la casa, y que a nivel estético no desentone. Al menos con respecto a los colores y el estilo que presenta la sala concreta donde este se ubica.

Aunque también puedes hacerlo al revés: adaptar el salón o el comedor a la apariencia del sofá. En concreto, son las tonalidades suaves y los colores pasteles aquellos que actualmente causan tendencia en la decoración de interiores con sofá en el hogar. Destacando de entre todas ellas el color gris. Y es que se trata de un tono neutro que te permite combinar con prácticamente cualquier diseño, siendo por tanto muy práctico en términos decorativos.

Además, los sofás grises ofrecen a su vez varias modalidades tales como el gris claro, gris oscuro, azulado, rosado… Todo depende del tipo de factores que quieras incorporar. Si quieres aportar luminosidad, busca los tonos de grises más claros. En cambio, si lo que buscas es ser discreto, simplemente comprar un sofá gris clásico será la mejor opción. Sea cual sea la opción que escojas verás cómo es muy sencillo sacarle partido para prácticamente cualquier estilo y diseño. Pudiendo cambiar así la decoración del hogar tantas veces como quieras sin preocuparte, ya que probablemente tu sofá gris quede siempre bien en el entorno creado: ya sea un estilo vintage como uno moderno y minimalista, etc.