En cualquier momento de nuestra vida podemos tener un apuro económico que no puede esperar. Imagina que estás esperando a cobrar el sueldo del mes, momento para el que quedan tan solo 5 días, y te has encontrado con que te están reclamando la factura de Internet del mes pasado; de hecho, si no la pagas, te la van a cortar. Si trabajas en Internet, esto es algo que no te puede pasar.

Peor aún sería si no has pagado la factura de la luz y te la quieren cortar.

En esos momentos puedes apostar por una empresa de préstamos personales online.

 

Características de las empresas de préstamos rápidos

Rapidez

Obviamente la rapidez es un factor clave, pero conviene matizar este tema para que nos quede claro que es exactamente lo que nos ofrecen.

Un banco tardará mucho tiempo en concedernos un préstamos: primeramente habrá una entrevista para que decidan si van a seguir adelante con el procedimiento, luego tendremos que recopilar muchos papeles, estos se tendrán que evaluar, luego se tendrá que aprobar y finalmente habrá que sumar al tiempo de espera lo que tarde en ser ingresado y en llegar a nuestro banco.

No siempre tenemos tanto tiempo para esperar.

Algunas empresas de préstamos online pueden tardar 24-48 horas en ingresarnos el dinero desde el momento en el que se ha aprobado nuestra solicitud.

Mínimos requisitos

Aunque cada una de estas entidades puede pedirnos diferentes requisitos, lo más habitual es que tan solo con nuestro DNI, con un documento acreditativo que indique que estamos percibiendo una fuente regular de ingresos, y el número de una cuenta bancaria (para poder ingresar el dinero una vez que se haya concedido), debería de ser más que suficiente.

Otra de las ventajas de las empresas de préstamos online rápidos es que no suelen tener muy en cuenta si estamos o no en el ASNEF; con los requisitos anteriores será más que suficiente.

Posibilidad de negociar la deuda

Si vemos que se acerca el tiempo para saldar la deuda, pero todavía no lo hemos hecho, algunas de estas empresas nos dan la posibilidad de volver a negociar. Es posible que tengamos que pagar algunos intereses, pero podremos llegar a un acuerdo.

Cómo son muchas las empresas que hoy en días se dedican a conceder créditos rápidos, nosotros te recomendamos que eches un vistazo a  Freezl.

Desde su página principal podrás seleccionar sin problemas la cantidad de dinero que vas a solicitar y el plazo de tiempo en el que lo quieres devolver. Antes de seguir se nos informará sobre los intereses que tenemos que pagar, así como el total de devolución.

Ante cualquier duda, te puedes poner en contacto con sus responsables para que te puedan asesorar al respecto.

Así que ya sabes: si tienes algún tipo de apuro económico, estas empresas pueden ser la solución que has estado buscando.

Print Friendly, PDF & Email