Valoración de las enfermedades según su gravedad, y cómo atajarlas

El campo de la salud es algo sobre lo que el ser humano investiga de forma asidua, pero aún hoy en día existen algunos conceptos y sectores que se escapan a nuestra comprensión, no pudiendo salvaguardar ni reparar la integridad física y/o mental de las personas, dependiendo de según qué tipos de enfermedades las afecten.

Y es que, inevitablemente, la naturaleza es quien dispone: quien da, y también quien quita. Es por esto que existen enfermedades mortales para las cuáles aún y con todo el equipo, tecnología, fármacos e información de la cual disponemos no existe cura definitiva. Es el caso de muchas ya conocidas, como por ejemplo ciertos tipos de cánceres, el lupus, la polio, y un largo etcétera: para las cuáles se disponen medicamentos gracias a los cuáles poder retrasar los efectos de la misma, o aliviar el dolor y los síntomas, sirviendo al menos como remedio temporal, que no definitivo.

Otras tantas, sean mortales o no, pero que afectan de forma negativa igualmente las funciones primarias del ser humano son aquellas enfermedades que le afectan directamente al sistema nervioso, atacando sentidos como la vista, haciendo que se pierda la visión durante un tiempo específico, o inclusive para siempre, como la amaurosis (información de la amaurosis) o ensañándose con una de las partes más vitales del organismo: el cerebro, como es el caso de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. Y estas, sí que suelen ser mucho más peligrosas.

Médicos especializados en el cerebro: psicólogos y psiquiatras

Es por esto que en los últimos años la figura del psicólogo se ha ido ensalzando cada vez más, necesitando de profesionales específicos y con experiencia en el campo cerebral de cara a posibles problemas, ya sean simples trastornos, o enfermedades degenerativas. Este tipo de cuidados, se suelen atajar gracias a sesiones de terapia, así como la complementación de ciertos fármacos que posibiliten en mayor o menor medida enmendar los fallos del cerebro, mientras esto aún sea posible. Este último ámbito suele ser llevado por psiquiatras, y se reserva para pacientes que tengan trastornos mentales severos ya diagnosticados previamente por un psicólogo, o un profesional de la salud. Por tanto, siempre se debe de tener muy en cuenta la figura de ambos trabajadores en el sector, y contar con la asistencia de un buen y reconocido entendido en el medio como puede ser Chus bravo, así como de un psiquiatra, de cara a un tratamiento que pueda apaciguar los problemas derivados de la mente.

Atrás quedaron los viejos remedios tradicionales con plantas curativas como la Maca andina, y otras tantas hierbas medicinales: y es que pese a que hoy en día se sigan utilizando este tipo de remedios naturales, cada vez están más desfasados con respecto a la medicina moderna. Sirviendo, sobre todo, para la recuperación anímica y vigorización del cuerpo, las plantas medicinales no son capaces de atajar problemas tan severos como los anteriormente mencionados, que afectan al cerebro. Por tanto, y pese a ser utilizados en la composición de muchos fármacos actuales, debe de entenderse que pueden ser parte del remedio en sí mismo, pero no de la solución.

Print Friendly, PDF & Email