La Consejería de Medio Ambiente y los ayuntamientos de Málaga, Torremolinos, Cártama, Alhaurín el Grande y Alhaurín de la Torre han alcanzado hoy un acuerdo para la ubicación y la capacidad de la futura Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Málaga Norte.

Los responsables municipales de estos ayuntamientos han mantenido esta mañana una reunión en la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía, en la que han participado también el delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, la directora general Infraestructuras y Explotación del Agua, Inmaculada Cuenca, y el delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Adolfo Moreno.

Tras el estudio en los últimos meses de hasta cinco posibles ubicaciones, se ha acordado que la nueva EDAR se ubique como primera opción en el emplazamiento ya contemplado en el PGOU de Málaga, en el norte de la capital malagueña, aunque con la adopción de una serie de medidas de defensa ante posibles inundaciones.

Igualmente, los responsables autonómicos y municipales han acordado que la nueva EDAR, que tratará las aguas residuales de estos municipios, sea de gran capacidad, con un presupuesto de unos 70 millones de euros y con la posibilidad de tratar hasta 70.000 metros cúbicos diarios.

La directora general de Infraestructuras y Explotación del Agua, Inmaculada Cuenca, ha señalado que se trata de una actuación compleja, aunque ha destacado la importancia del consenso alcanzado entre todas las administraciones para su desarrollo y ejecución.

En este sentido, ha explicado que la intención de las administraciones es licitar este año la redacción del anteproyecto de la depuradora, para actualizar el elaborado en 2012,  para que a lo largo de 2018 pueda salir a concurso la ejecución de las obras, que tendrían una duración aproximada de tres años.

 

Print Friendly, PDF & Email