Descubre los consejos con los que conseguirás un mejor precio para asegurar tu moto.

Tanto si eres el orgulloso propietario de una motocicleta como si te están planteando la posibilidad de conseguir una, hay un factor determinante que tienes que analizar: cuánto te va a costar el seguro. Y es que un buen seguro no es solo una obligación, sino un modo de circular tranquilo, sabiendo que en caso de que haya algún problema todo estará cubierto. Aunque esto no significa que tengas que gastarte un potosí en asegurar tu moto. Así podrás ahorrar sin renunciar a tener una buena protección.

Elige el modelo y potencia adecuados para ti

Si aún no tienes una moto, antes de comprarte una analiza el modelo que mejor te convenga. Ten en cuenta que las aseguradoras se fijan mucho en la cilindrada, el modelo y hasta la marca para determinar las tarifas. Es más relevante esto que el hecho de que la moto sea nueva o de segunda mano.

Por tanto, si te decides por una moto de gran cilindrada, tendrás que pagar más por el seguro que si eliges una menos potente. ¿Por qué? Las primeras tienen un mayor porcentaje de accidentes y por tanto los seguros tienen que cubrir más daños que con las anteriores.

Compara, compara y vuelve a comparar

Tómate tu tiempo y no te precipites. Si de verdad estás buscando los seguros de motos más baratos, necesitas hacer no una, sino varias comparaciones en cuanto a coberturas, servicios y precios. Los comparadores hoy lo ponen bastante fácil, aunque nunca está de más darse un par de vueltas para comprobar que vas a contratar la mejor opción.

Otra forma de hacerlo es dejando esta tarea a expertos en el tema. Hay asesores en seguros para motos que te pueden orientar no sólo en cuanto al precio, sino a qué coberturas necesitas para cubrirte en caso de que tengas que hacer uso de este.

Busca el precio final, sin sorpresas

Algunas pólizas empiezan teniendo un precio y cuando llega la hora de cerrarla, este ha cambiado y no se parece en nada al que te mostraron al principio. Por ello, asegúrate de que te muestran la tarifa definitiva, no un precio orientativo. Para ello deberás aportar la máxima información posible, como edad del conductor, años de antigüedad, si quieres una franquicia, etc. Así podrás evitar sorpresas y sabrás cuál es el precio que vas a pagar por tu seguro de forma definitiva.

Elige la forma de pago más ventajosa

Algunas veces podrás fragmentar el pago de tu seguro de moto, lo cual en un principio te puede resultar atrayente porque no tienes que desembolsar la cantidad de golpe. No obstante, fragmentar el pago puede conllevar un recargo y encarecer el precio de tu seguro. Por lo que puede ser mejor hacer el pago único y ahorrarte algo de dinero. O buscar una compañía que no cargue la fragmentación.

Fecha de contratación

Cuando la venta de motos es menor, algunas compañías de seguros lanzan ofertas para conseguir nuevos clientes. Por eso, plantéate la posibilidad de contratar tu seguro de moto en los meses de otoño o invierno. Puede que logres una rebaja muy suculenta.

No contrates coberturas de más

Asegúrate de que en tu seguro no hay coberturas innecesarias, que lo único que hacen es incrementar la prima. Revisa todo lo que tienes contratado y estudia la posibilidad de eliminar aquellas que no necesites. Eso sí, siempre evitando incurrir en un infraseguro solo por ahorrar, ya que al final puedes terminar pagándolo muy caro.

Sigue estos consejos y podrás conseguir el seguro más barato para tu moto.

Print Friendly, PDF & Email