Cada vez hay más personas que buscan ganarse la vida grabando vídeos. ¿Está libre de fiscalidad esta actividad? ¿O es necesario gestionarlo todo como una empresa?

Desde que se pusieron de moda los blogs en Internet, muchas personas han encontrado una fuente de ingresos bastante interesante. Hoy, con el vídeo como el formato de mayor crecimiento, es natural que muchos de estos blogs cuenten con canales de vídeo, especialmente en Youtube, la principal plataforma de este formato. La monetización puede lograrse con anuncios insertados o vídeos patrocinados de un modo u otro. Sin embargo, surge una pregunta que deben hacerse quienes estén logrando ingresos, sean estos muchos pocos. ¿Es necesario darse de alta como autónomo y pagar impuestos?

¿Cuándo debe tributar un youtuber?

La legislación vigente indica que cualquier actividad que genere un rendimiento económico exige notificar ingresos y pagar los impuestos correspondientes. Por tanto, sin importar que las ganancias de un youtuber sean muchas o pocas, deberías pagar el correspondiente IRPF. Esto supone darse de alta como autónomo y liquidar el IVA de los ingresos que se han percibido.

Es decir, que si eres creador de vídeos y recibes una remuneración, estás sometido a fiscalidad. Puede que pienses que si tus ingresos son muy pequeños o no se trata de tu actividad principal, podrías librarte de pagar impuestos. Sin embargo, toda actividad que genere beneficios, sean pocos o muchos, está sujeta a los impuestos correspondientes, así como a notificarlos de forma legal si no quieres tener problemas en el futuro. Es un consejo de PérezPalma Abogados.

Temas delicados en Youtube

Si quieres convertirte en youtuber, tienes que saber muy bien en qué te estás metiendo. No todo está aceptado en esta plataforma, y de hecho algunos personajes están empezando a quejarse porque sus ingresos se han visto bastante limitados. Algunas temáticas están siendo vetadas por ser consideradas ofensivas, como insultar o crear contenido que incite de algún modo a la violencia.

En cuanto a la política, algo que no solo afecta al padron electoral 2017 sino que también tiene su espacio en canales de vídeos, tanto de opinión como de analistas, depende de cómo se muestren los contenidos podría llegar incluso a cerrarse el canal, con lo que perderías una fuente de ingresos que posiblemente necesites, sobre todo si has puesto todas tus esperanzas en ganarte la vida de este modo.

Por tanto, antes de ponerte a grabar vídeos con el objetivo de atraer anunciantes o insertar publicidad, pregúntate si el contenido que quieres incluir estará bien visto por los administradores. Un vistazo a las normas podrá ayudarte a desarrollar una estrategia.

Montar un canal de vídeos independiente

Si consideras que Youtube no es la plataforma que buscas, pero sigues queriendo ganar dinero con tus vídeos, puedes plantearte la posibilidad de crear tu propio canal de vídeos de forma independiente. Puede ser más complicado, pero si funciona, los ingresos serán mucho mayores que dependiendo de terceros.

En este caso, lo primero que necesitarás es un capital inicial para contratar un servidor y equipo de grabación y edición de vídeo. Los préstamos personales pueden servir si la cantidad no es demasiado elevada y cumples con los requisitos que se solicitan para su contratación, como ser mayor de edad, tener toda la documentación que solicitan en orden y elegir la entidad bancaria adecuada para impulsar tu proyecto. Una opción que tiene sus ventajas, aunque también es importante estudiar todas las opciones para no caer en un gasto que no se pueda costear más adelante.

Y es que ser youtuber o creador de vídeos independiente puede ser interesante y hasta lucrativo. Siempre que lo afrontes como cualquier otro proyecto y, por supuesto, rindas cuentas con el fisco.