image

La Junta amplía 5 días el plazo para presentar la documentación de ayudas al alquiler para familias con ingresos limitados

Mañana se cumplía el plazo de 10 días establecido en la Orden, si bien los admitidos podrán presentarse hasta el 11 de noviembre

La Consejería de Fomento y Vivienda ha decidido ampliar cinco días más el plazo para presentar la documentación para las ayudas al alquiler destinadas a familias con escasos recursos, publicada el pasado mes de marzo en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y dirigida al arrendamiento del parque residencial existente durante el ejercicio 2015. La Orden cuenta con una dotación económica de 15 millones de euros y tendrá como destinatarios a un total de 7.150 familias en toda Andalucía.

Con esta ampliación se prevé dar cobertura a la demanda ciudadana registrada en las Delegaciones Territoriales de Fomento y Vivienda, especialmente en la provincia de Málaga, donde el número de solicitudes aprobadas ronda las 4.400 personas, que deben ahora presentar la documentación requerida para acreditar que cumplen los requisitos, ha explicado el delegado territorial de Fomento y Vivienda en Málaga, Francisco Fernández España, que ha lanzado un mensaje de tranquilidad tanto a aquéllos que han sido seleccionados en un primer momento y que ahora han de presentar la documentación, como a quienes tienen algún tipo de incidencia y no han sido seleccionados.

Desde el Gobierno andaluz somos conscientes de la importancia de estas ayudas y por ello hemos ampliado en cinco días el plazo, por lo que podremos atender a todos los interesados, ha apuntado el delegado, al tiempo que ha recordado que esta documentación se puede entregar en cualquier registro oficial y no obligatoriamente en la Delegación Territorial.

Para acogerse a estos incentivos la renta mensual de alquiler las familias no pueden exceder los 500 euros o los 6,5 euros por cada metro cuadrado útil y los contratos deben estar vigentes en 2015. La convocatoria, en régimen de concurrencia competitiva, prioriza a las personas con menos ingresos en relación a su composición familiar, a las que se encuentren en desempleo, las que sean víctimas de violencia de género o terrorismo o las que tengan algún miembro con discapacidad o dependencia. También obtendrán mayor puntuación en la baremación las unidades familiares que hayan sufrido un desahucio, ya sea hipotecario o por impago de las rentas de arrendamiento.

Con esta medida se pretende fomentar el acceso a la vivienda en condiciones dignas y asequibles. Por ello, la subvención que se concederá equivaldrá al 40% de la renta del alquiler anual que los inquilinos deben satisfacer para arrendar su vivienda habitual y permanente, con un límite máximo de ayuda establecido en 2.400 euros anuales por inmueble.

Print Friendly, PDF & Email