No hay duda alguna de que las mudanzas son una de las principales razones de estrés en nuestras vidas, y es que nos encontramos en una situación en la que tenemos que coordinarlo todo de forma perfecta, evitando errores que puedan complicar las cosas más de la cuenta. De hecho, hay empresas especializadas en el sector como es el caso de la empresa de mudanzas Anyvan, que calculan que aproximadamente, el 80% de los españoles sufren estrés al realizar una mudanza, de manera que analizaremos las principales razones y consejos para evitarlo.

Por qué tantos españoles sufren estrés al realizar una mudanza

El principal problema del estrés al realizar una mudanza, se basa fundamentalmente en que no enfocamos el proceso de forma adecuada, y esto, unido a la falta de experiencia puesto que es una situación a la que nos enfrentamos pocas veces en nuestra vida, al final hace que se pueda llegar a convertir en una verdadera pesadilla.
Sin embargo, existen razones específicas por las que se produce, de manera que vamos a analizarlas y así podremos enfocarlo mucho mejor a la hora de llevar a cabo el proceso de un modo agradable y, sobre todo, positivo.
Rompemos la rutina, y los cambios a menudo pueden transmitir inseguridad y miedo.
Vamos a adaptarnos a una nueva vida.
Tenemos la sensación de que cerramos un ciclo de nuestras vidas.
No tenemos experiencia organizándonos para la mudanza.
Tememos que pueda quedar algún cabo suelto durante la mudanza que sea difícil solucionar.
Intentamos hacerlo todo nosotros mismos y eso nos rebasa.
Nos cuesta tomar una decisión acerca de lo que queremos llevar con nosotros y lo que queremos dejar.

Consejos para evitar el estrés al mudarnos

Pero lo cierto es que realizar una mudanza no tiene por qué ser tan estresante, y a través de estos consejos, vais a ver que la actitud por nuestra parte es determinante para poder formar parte de ese 20% de españoles para los que la mudanza no sólo no es estresante, sino que incluso se puede convertir en una experiencia muy positiva:

  • Hay que organizarlo todo bien, pero sin obsesionarse.
  • Calcula adecuadamente las fechas de salida y entrada entre viviendas.
  • Es el momento perfecto para deshacerte de todos esos trastos que no has utilizado en los últimos cinco años.
  • Organiza bien las cajas y etiquétalas todas; ahorrarás mucho tiempo y estrés para encontrar las cosas en destino.
  • No empaques todo desde el primer día: deja aquellos artículos que vas a necesitar hasta que estés en el destino.
  • Evita las cajas muy pesadas.
  • Protege bien los artículos que sean frágiles.
  • Hay cajas de todo tipo que te pueden resultar muy cómodas, como las cajas armario para la ropa.
  • Prepáralo todo con antelación y evita el contrarreloj.
  • Lo ideal es dejar el transporte en manos de profesionales, ya que ahorrarás muchos dolores de cabeza y mucho trabajo con la carga y descarga.

Hay que tener en cuenta las razones por las que se produce el estrés al realizar una mudanza, y a partir de ahí, prevenirlo sobre todo viendo la situación como una nueva oportunidad en nuestras vidas, el comienzo de una renovadora experiencia, y el primer día de un nuevo ciclo que vamos a empezar con ilusión y con muchas ganas.

Print Friendly, PDF & Email