(Francisco Javier zambrana Durán – Finca El Portón)

En una sala blanca, iluminada por la ternura de más de una veintena de personas, se abre paso al micrófono. ”Los mayores, los que nunca fallan”, dice el alcalde. Así es la gente de Alhaurín, comprometida con quienes fabrican su leyenda. Una mesa repleta de refresco se esgrime al fondo, quizá coqueteando con aquel que desea que el acto llegue a su colapso antes de que comience. Ante este escenario, un libro se esgrime en el lienzo del habitáculo, repleto de cuadros, repleto de belleza, repleto de Historia.

En los tiempos en los que corren, eso que llaman ‘Historia’ parece ser para los necios. Es considerada como el pasatiempo para los que viven acorralados en ella sin saber que ya se ha terminado. Por fortuna, y aunque duela a los corazones malheridos, todavía hay personas que se dedican a contarla. De esto entiende, en parte, un señor que lleva el oficio como bandera, como propósito vital, y que, a sus 80 años, ha hecho las delicias del pueblo alhaurino.

Andrés junto a la concejala de cultura y el teniente alcalde. – Fuente: FJZD – DA.

Con sus folios por delante, agrupados por un simple clip, Andrés alza la voz. Licenciado en Magisterio, conoce el arte de ser un maestro para todo aquel que frente a él se postre, y, en una sala como la de El Portón, parece sentirse como en casa. Sonríe mientras lee aquellas anotaciones de las ”solo 16 obras de Alhaurín”, porque ”si dijera las más de 50 del libro, no acabaría jamás”.

Quizá, hacía falta echar la vista hacia atrás y volver a aquellos días en los que se levantaron aquellos símbolos por los que ”pasamos cada día”, tal y como recuerda Santamaría, ”y no les hacemos caso alguno”. Tal vez, era excesivamente urgente volver la vista al pasado y rememorar lo que fuimos, para así darnos cuenta de lo que hoy somos. Estudiar lo que sucedió antes de nosotros es lo único que nos aporta la perspectiva de conocer qué tenemos, y, sobre todo, por qué lo tenemos.

Andrés presenta las zonas más emblemáticas del municipio. – Fuente: FJZD – DA.

Sin embargo, a diferencia de lo que se vivía hace escasos años, esto sigue sin llamar la atención. En los días que corren, un teléfono premia por encima de las historias, una nota voz se alza por encima de las palabras de alguien que nos confía su pasado, una fotografía vale más que una mirada sincera cara a cara. En los días que corren, ”un puñado de fotocopias”, en palabras de Joaquín Villanova, que entregó Andrés Santamaría al Ayuntamiento de Alhaurín con la ilusión de devolver a su público lo que a él le habían dado, no valen nada.

Como diría aquel, ”son Historia”. Historia perdida, o Historia ganada. A fin de cuentas, Historia, con rigor, con detalles, con simpleza. Como sea, pero siempre iluminada por sus jóvenes, por sus adultos, y por sus mayores.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

Print Friendly, PDF & Email