Nadie puede negar que estamos permanentemente con la música casi todo los días. Este arte nos permite traer recuerdos que están en el pasado nuestro, exponenciar el disfrute de tiempos en los que el placer reina, además de hacernos sentir una mezcla de emociones.

Todo esto que hemos nombrado y que la música permite, se produce gracias a procedimientos que se realizan en nuestras neuronas. Es por eso que hoy vamos a explicarte un poco la relación entre la música y el cerebro.

Desde que nosotros nacemos, o incluso antes (desde cuando estábamos en gestación) sabemos que escuchamos música y es sorprendente que los recién nacidos puedan responder a distintas melodías musicales antes que al intercambio de palabras con sus propios padres.

La música junto con las drogas, la comida y el sexo, libera dopamina en nuestras neuronas y esto en parte es lo que nos causa el placer que sentimos al escucharla.

Existe una gran relación entre el lenguaje y la música. El primero se procesa a través de una función que se realiza en el lado izquierdo del cerebro en personas diestras, la segunda es procesada tanto por el lado derecho como izquierdo.

No sé si lo has visto, pero el área dedicada a la salud en los distintos países utiliza música para producir avances, o recuperar las funciones del tipo cognitivas, sociales, emocionales y físicas. Por eso existe la musicoterapia en donde se utiliza la música clínicamente para generar activaciones en los distintos procesos emocionales y fisiológicos los cuales permiten estimular funciones deterioradas.

Entre algunas cosas que este arte puede definir, nos puede influir en como percibimos los rostros, un estudio dio como resultado que luego de escuchar una melodía musical corta, las personas que lo habían realizado fueron propensos a definir las expresiones de un rostro neutro a angustiado  o alegre, para que se asemejara a la música que estaban escuchando. Muchas veces asimilamos lo que transmite una melodía o canción sin tener que sentirla, esto logra fundamentar el motivo de por qué algunas personas se ponen más angustiadas al escuchar música alegre antes que la triste.

Yéndonos para el lado de la música ambiente o de fondo, podemos afirmar que esta mejora nuestra creatividad. Si está en un volumen alto puede interrumpir nuestra concentración, por eso es recomendable ajustarla a un tono justo. Una melodía de ambiente en un tono justo (ni muy alto ni muy bajo) logra estimular nuestro lado creativo, y esto es así ya que aumenta la complejidad del proceso que promociona el procesamiento abstracto, lo que da como resultado una creatividad mayor.

Otra ventaja del arte musical es que según el tipo o clase de música que escuchemos, otras personas van a poder definir muchos rasgos de nuestra personalidad. En un estudio con personas de distinto sexo se les dio varias semanas para se conozcan, luego, entre los resultados se observó que el tema de conversación más hablado lejos era la música. Como conclusión, los participantes del reto usaron este arte para definir las personalidades de las otras personas.

Pero no todo es color de rosa, la elección de nuestra música en la mayoría de los casos puede provocar distracciones a la hora de manejar un vehículo, y así lo demostró una investigación entre personas que escuchaban su propia música, canciones elegidas por los investigadores o sin escuchar nada. Y como resultado, los participantes que eligieron sus propias canciones presentaban una manera de conducir más agresiva que el resto.

Aprender a tocar un instrumento musical o utilizar microfonos para pc provoca que el cerebro pueda mejorar sus distintas funciones, como la memoria, la inteligencia o el lenguaje que utilizamos, también provocará un gran beneficio a nuestra coordinación corporal, acá ponemos de ejemplo la batería, cuando la tocamos todo nuestro cuerpo debe coordinar a ritmo.

No podemos olvidarnos que este aprendizaje nos permite sociabilizar de manera más fácil, vas a conocer a muchas personas que tengan tus mismos intereses, tanto a los que desean aprender a tocar un instrumento como a los que quieren disfrutar de las interpretaciones musicales, en cualquiera de estos casos encontrarse con alguien con intereses similares generará empatía y en muchas situaciones pueden generarse proyectos en común.