image

Se han sustituido más de 400 lámparas de todo el recinto en sus tres plantas. En febrero se actuó en otros edificios municipales

La Concejalía de Nuevas Tecnologías y Optimización de Recursos del Ayuntamiento, que dirige José Antonio López Marcet, ha sustituido toda la iluminación interior convencional del Centro Cultural Vicente Aleixandre por lámparas y luminarias de tecnología LED. Esta iniciativa, que ha llevado a cabo la empresa  Ismaled, de Alhaurín de la Torre, tanto en suministro como en instalación, supondrá un ahorro que puede llegar a ser del 80 por ciento en el consumo eléctrico del recinto en lo relativo a gasto de luz. La actuación ha afectado a más de 400 lámparas de esta dependencia del Área de Cultura en sus tres plantas: despachos, salas, almacenes, pasillos, escaleras de emergencia, vestíbulos, aseos, hemeroteca, salón de actos, camerinos, salas de control, etcétera, entre tubos, bombillas y luminarias.

La reducción de potencia instalada en iluminación ha sido de más de 13 kilowatios lo cual, además repercutirá en la protección del medio ambiente, debido a la drástica disminución del CO2 emitido. Según los cálculos de la Concejalía, habrá un periodo mínimo de retorno de la inversión en poco más de cuatro años.

 

EN FEBRERO COMENZÓ LA PRIMERA FASE

Como se recordará, el pasado mes de febrero se llevó  a cabo  la primera fase de este plan, concebido para implantar nuevos sistemas de iluminación de eficiencia energética en los edificios públicos municipales, con vistas a reducir el consumo y lograr un ahorro en la factura de electricidad. Aquella primera actuación afectó a la sede principal de la casa consistorial, en la plaza de la Juventud, donde se renovó la mayoría de los puntos de luz en las distintas plantas y departamentos, tanto tubos fluorescentes como lámparas halógenas, por dispositivos de tecnología ‘led’. Aquella primera inversión supuso 60.000 euros, una cantidad que se espera que se amortizará en unos tres años. En esa primera fase se sustituyeron más de 600 lámparas, con lo que la potencia se aminoró en más de 50 kilowatios, alrededor de hasta un 70% menos que la instalación de iluminación anterior.

En esta segunda fase se ha trabajado en el Centro Cultural y próximamente se realizará en la Finca El Portón y recintos deportivos. Se trata de una iniciativa enmarcada dentro de un plan plurianual de inversiones que afecta tanto a los sistemas de iluminación del interior de los edificios que son dependientes del Ayuntamiento, como a la red de alumbrado público de las calles del casco urbano y barriadas.

Print Friendly, PDF & Email