El alcalde de Alhaurín de la Torre felicita a la ciudadanía por su disciplina y respeto mayoritario ante las restricciones decretadas por el Gobierno y valora la acción preventiva y pedagógica de la Policía Local, que permite también esta disminución del número de sanciones: solo 47 en 10 jornadas.

El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha querido poner de manifiesto que el ritmo de denuncias a ciudadanos (conductores y viandantes, sobre todo) que incumplen las restricciones decretadas por el Gobierno debido al Estado de Alarma está descendiendo considerablemente cada día, gracias a que existe una mayor sensibilización y cumplimiento de las normas del obligatorio confinamiento. A día de hoy, se han tramitado 153 denuncias, según los datos aportados por el regidor, lo cual indica la efectividad del papel de los agentes de orden público, encarnados en la Policía Local.

Esta cifra revela la suave pero imparable disminución del número de sanciones que se imponen, puesto que en los primeros 13 días se habían acumulado ya 106 -con un pico de 80 en solo seis jornadas-, mientras que en los últimos diez solo han prosperado 47 boletines. Villanova quiere reconocer y felicitar a la ciudadanía por su compromiso en estos tiempos difíciles y asegura sentirse “razonablemente satisfecho” por el alto grado de cumplimiento de las normativas transitorias establecidas por el Consejo de Ministros desde el pasado 14 de marzo -y después, ampliado por Decreto de 31 de marzo- por la crisis sanitaria del COVID-19, que se traducen principalmente en permanecer en casa y no salir salvo para los supuestos autorizados.

Villanova ha indicado que se está prestando especial vigilancia policial a las fiestas espontáneas -pero ilegales del todo punto- que se realizan en algunos domicilios particulares con equipos de sonido a un nivel de decibelios intolerable durante horas, que comienzan justo tras esos momentos en que la ciudadanía reconoce la labor de los sanitarios con aplausos, lo que supone un injusto abuso y una enorme falta de  de estas personas al aprovecharse de esos lógicos momentos de alegría social. “Es algo que perjudica la paz en las comunidades y atenta contra la convivencia básica. Me parece fantástico que a las 8 se salga a las terrazas a aplaudir, y se ponga música, pero con mesura y sin sobrepasar los límites que marca la ley y también el sentido común”.

El alcalde valora la disciplina,el orden y el respeto que una inmensa mayoría de alhaurinos y alhaurinas está demostrando en estos días para prevenir los contagios, así como felicita a los agentes de Policía Local por su labor más preventiva que punitiva, con más capacidad de pedagogía que sancionadora, a la hora de explicar a posibles conductores y viandantes infractores las razones por las que no se puede salir de casa, y centrando las denuncias en su mayoría en personas reincidentes. “Cuando no queda más remedio, se sanciona, sobre todo, cuando se han dado hasta tres y cuatro avisos al mismo vecino”, concluye.

Print Friendly, PDF & Email