(Francisco Javier Zambrana Durán – Skate Park Rubén Alcántara)

Entrevistamos a Carlos García, padre de Adrián García, el joven skater malagueño de tan solo 6 años que destaca en la ciudad. Los ejes centrales sobre el pequeño y sobre el mundo del monopatín nos lo desvela un antiguo aficionado a un mundo que ha vuelto a retomar a causa de de su primogénito. 


¿Cómo os percatasteis de que era su afición una como esta que no es tan común?

‘‘Todo empezó cuando fuimos un día a una tienda de deportes a comprar ropa. El niño se fijó en los skates y quería que le comprásemos uno. Yo le dije que eso era muy peligroso, pero al final le compramos uno y lo llevamos a un skate park. Vimos que el niño tenía mucha soltura y mucho equilibrio. En menos de cuatro días ya estaba tirándose por rampas.

Cada día, cuando salía del colegio, lo primero que pensaba era en ir al skate park porque era lo que le gustaba. Así estamos aún después de unos 10 meses que lleva con este deporte’’.

 

¿Cuánto tiempo le suele dedicar al deporte Adrián a diario?

‘‘Entrena una media de unas tres veces, como máximo cuatro, días a la semana. Una media de dos horas, tres horas; en ocasiones, los fines de semana, un poco más. Pero siempre me cuesta trabajo llevármelo, porque siempre se va con ganas de más’’.

 

¿Entrena otro tipo de habilidades, o solamente el equilibrio sobre la tabla?

‘‘Él hace de todo, pero por su cuerpo únicamente hace rampas y bowl, que es la piscina. Ahí va un poco más suelto. Sobre todo, le gusta mucho el tema de rampas. En la modalidad de street hace algunas cosas, pero no muchas. Es muy pequeño, y no tiene mucha fuerza en las piernas para levantar el skate demasiado y hacer más trucos.

 

En una escala de niveles, ¿en cuál se encontraría como patinador a su edad?

‘‘Nos sorprendió cuando empezamos que había muy pocos niños en el mundo del skate en comparación con otros deportes de patinaje como los scooters, rollers, etc. En el norte es donde hay mucha cultura de skate, y en Andalucía no hay tanto. Nos gustaría que hubiera campeonatos para niños más pequeños, es decir, niños menores de 16 años.

En el norte hay campeonatos de 8 a 10 años, de 10 a 12, de 12 a 14. Van de dos años en dos años, pero aquí hay Sub16, y la mayoría son Opens, en los cuales él no puede participar, o tienen un nivel muy superior al suyo’’.

 

¿En qué campeonatos habéis participado hasta el momento si se pueden recordar algunos de ellos?

‘‘De momento de España no hemos salido. Hemos estado en el norte en una competición, y luego las demás han sido por Andalucía, en Córdoba, también en Madrid, un Kid Contest. Nos gustó mucho y nos gustaría que hubiera campeonatos de ese estilo que fueran para niños’’.

 

¿Recibís financiación por parte de alguna entidad para costearos los viajes?

‘‘Nosotros no estamos patrocinados por nadie, ni tampoco es lo que buscamos. Lo que buscamos es que el niño disfrute y se lo pase bien. Si tiene que venir algo, vendrá. Esta misma tienda donde estamos grabando ahora mismo, la Stax Skate Shop, sí que nos hace unos descuentos que se agradecen, pero por lo demás no tenemos ninguna ayuda de otro tipo. Los fines de semana que podemos, vamos y ya aprovechamos y conocemos la ciudad si no la hemos visto antes’’.

 

¿Qué precio puede tener un equipamiento de skate?

‘‘Depende mucho del bolsillo de cada uno. Lo importante para hacer skate es tener muchas ganas, ya que es un deporte de superación en el cual se siente uno orgulloso de decir que ha sacado un truco.

Realmente, con unas zapatillas adecuadas que estén preparadas para el desgaste de la lija sobre el skate, de unos 50 euros; una tabla de unos 40 o 60 euros de una gama bastante buena, y una rueda y unos rodamientos que son unos 20 euros cada cosa. A parte, después los ejes, que pueden rondar los 30 euros’’.  

 

¿Cómo está la situación de este deporte en nuestra ciudad?

‘‘Málaga tiene muchos skate parks. Algunos están un poco obsoletos, y sería oportuno que se remodelasen, incluso que hubiera algunos cubiertos, como los hay en muchos puntos de España, para que se pueda practicar en verano al mediodía o lloviendo. En Málaga no lo tenemos, por ejemplo’’.

 

¿En qué parte de España se patrocina más este deporte?

‘‘De Madrid hacia arriba hay mucha cultura de skate. No nos imaginábamos que había tanta. Estuvimos en muchísimo skate park en las últimas vacaciones que tuvimos por Cantabria y País Vasco. Nos sorprendió gratamente estar en un lugar con tantos patinando. Allí el niño podía patinar con muchos más niños, mientras que aquí el que menos edad tiene es de 10 años’’.

 

¿Tenéis pensado ir a Estados Unidos a competir o conocer el ambiente?

‘‘Si pensamos en California, nos gustaría ir por ocio. Ahora mismo es muy pequeño, y no podemos pensar a grandes escalas. El día de mañana puede ser que quiera otro deporte. Ir a esos sitios es un sueño para todo skater. España tiene muy buenos sitios, como Barcelona, o también Inglaterra. No es necesario pensar en ir a América, en Europa hay muchos lugares donde patinar’’.

 

¿Qué le inculcáis cuando practica el deporte: divertirse o mejorar?

‘‘Para mí es muy importante el tema de los estudios. Siempre va a primar el estudio. El estudio es lo primero, y esto es un deporte que él lleva realizando 10 meses donde le va bien. Nosotros no lo presionamos para que saque trucos, sino que él mismo los ve e intenta hacerlo hasta que lo saca’’. 


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

Print Friendly, PDF & Email