Simposio Avicultuira 3(Junta de Andalucía) Carmen Ortiz destaca el potencial del sector avícola andaluz, que factura más de 200 millones de euros al año

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha intervenido en Málaga en el LII Simposio Científico de Avicultura

La consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha destacado en Málaga el potencial del sector avícola andaluz, que factura al año más de 200 millones de euros. Durante su intervención en el LII Simposio Científico de Avicultura, la representante del Gobierno andaluz ha alabado la profesionalidad y cualificación de este sector, “que con una alta capacidad de innovación y buen hacer han conseguido situar a Andalucía entre los líderes en la producción de carne de ave y en una posición puntera en la producción de huevos”, ha subrayado.

 

Para la consejera, “las explotaciones andaluzas, amparadas por un tejido industrial cada vez más competitivo, disponen de oportunidades de mercado que debemos aprovechar”. En este sentido, se ha referido, por ejemplo, a la privilegiada situación geográfica en la que se encuentra Andalucía, al sur de Europa, cerca del Norte de África, “que puede convertirse en un potencial consumidor y abrirnos nuevos mercados”, ha resaltado.

 

Asimismo, ha comentado que toda esta producción descansa sobre un “pilar fundamental que es la sanidad animal y la seguridad alimentaria”, extrapolables a todos los sectores ganaderos de Andalucía.

 

Durante la celebración del simposio se ha incidido en la calidad y adaptación a las demandas de los consumidores en las tres vocaciones del sector, la producción de huevos, de carne de pollo y de carne de pavo. Así, Carmen Ortiz ha recordado que “son productos muy importantes en la lista de la compra, que cuentan con una excelente relación entre calidad nutritiva y precio y para los que Andalucía dispone de una industria de alto nivel con amplio margen de crecimiento”.

 

Desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, según ha explicado la titular de la agricultura andaluza, se está trabajando para respaldar al sector con actuaciones dirigidas a impulsar su vertebración a través de las Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas. Se apoyará también la contratación de seguros como mecanismo para mejorar la gestión de riesgos en las explotaciones ganaderas y con ayudas para la primera instalación de jóvenes agricultores. Asimismo, se destinarán inversiones para modernización de explotaciones y fomento del bienestar animal dentro de nuestro programa de desarrollo rural para los próximos años.

 

Respecto a las medidas en bienestar animal, ha anunciado Ortiz que se convocarán unas ayudas para broilers -pollos destinados a la producción de carne- y avicultura de puesta, para aquellos ganaderos que se comprometan reducir la densidad ganadera en las explotaciones.

 

Por último, la consejera ha aprovechado este foro para volver a lanzar un mensaje de tranquilidad tras el informe publicado por la Organización Mundial de la Salud sobre el consumo de carne roja. Así, ha reiterado el apoyo al sector ganadero y empresas vinculadas y ha insistido en la importancia de realizar un consumo variado de alimentos y una dieta equilibrada, “como es la dieta mediterránea, en la que se incluye el consumo de productos cárnicos y embutidos”. Ortiz ha recordado que en Andalucía “tenemos productos de calidad certificada, con denominaciones de origen, saludables y avalados por su seguridad y trazabilidad”.

 

El sector avícola en Andalucía

 

El sector avícola es uno de los sectores con mayor peso en la Producción Final Ganadera Andaluza(PFG), con el 21%, detrás del porcino, que representa el 32%. Del conjunto nacional, Andalucía se sitúa como la primera comunidad en producción de carne de pavo, con más del 50% del total nacional, la tercera en número de pollos sacrificados y la sexta en número de explotaciones de gallinas ponedoras.

 

Actualmente cuenta con más de 1.200 explotaciones, 3 millones de gallinas ponedoras que producen 600 millones de huevos y unos 97 millones de aves sacrificadas para su consumo.