(Unidas Podemos) Este lunes, 6 de Junio, el Grupo municipal de Unidas Podemos de Alhaurín de la Torre, en colaboración con el del PSOE, presentó un Pleno Extraordinario monográfico sobre la gran amenaza que pende sobre una de las últimas vegas fértiles del Guadalhorce como es la Vega de Mestanza, con la prevista construcción de una depuradora de 30 Ha. que arrasaría con 20.000 árboles frutales de dicha vega.

Mediante cinco mociones se fueron abordando todos los inconvenientes que la construcción de la EDAR en esa zona acarrearía:

Sociales, con afectación directa a los productores de cítricos agrarios, con la destrucción de una enorme superficie de producción ecológica ambiental, con la destrucción de la biodiversidad asociada a estos campos y al río aledaño.

Económicos, al tener que hacer unas enormes infraestructuras de contención de las inevitables avenidas que el hecho de estar en zona inundable conlleva.  Hidrológicos, al alterar la hidrodinámica de la zona, con el riesgo de incrementar la altura de las recurrentes inundaciones en los aledaños.

Y climáticos, por la emisión de toneladas de CO2 a la atmósfera al cortar 20.000 árboles.

El equipo de gobierno del PP, con su rodillo de mayoría absoluta, fue rechazando una tras otra todas y cada una de las propuestas encaminadas a evitar este desastre, lo que, unido al cúmulo de irregularidades acaecidas alrededor de la gestión de este proyecto, (algunas de las cuales están teniendo recorrido judicial), relacionadas sobre todo con la falta de transparencia en la elección de la zona de Mestanza, frente al menos otras cuatro posibilidades de ubicación alternativas, evidenció lo que ya todos sabemos: Que existen ocultos intereses para que la peor desde todos los puntos de vista de las ubicaciones barajadas, sea la elegida finalmente por una implacable e inhumana dirección de la Junta de Andalucía ante la connivencia cómplice del alcalde de Alhaurín de la Torre.

Tenemos la firme creencia, y así lo pusimos de manifiesto durante el pleno municipal, que el empeño del Sr. Villanova de permitir que se destroce esta maravillosa vega fértil, se debe principalmente a que así el alcalde cree que tendrá vía libre para llevar a cabo su horrendo proyecto de construcción de la futurible ciudad Aeroportuaria, que tan sólo esconde dar un último «pelotazo» urbanístico, en favor de sus amiguetes, las grandes empresas constructoras. La destrucción de la Vega de Mestanza es para el Sr. Villanova tan sólo un «daño colateral» necesario para sus oscuros y turbios intereses.

Todo muy vergonzoso e indignante.