(Francisco Javier Zambrana Durán – Circuito de Radiocontrol de Alhaurín)

”Me he sentado a su lado para ver si se me pega algo”, comenta uno los participantes de la edición de la carrera de La Sardina. El ruido ensordecedor de los vehículos arrancándose y de las reparaciones milimétricas que todos realizan en ellos no molesta a un chico rubio de rostro sonriente. Siendo campeón del mundo, sería imposible.

David Ronnefalk es sueco, pero vive en Málaga. El pasado sábado fue segundo en la edición de 2018 de la carrera popular alhaurina, pero en 2016 fue primero en la cumbre del radiocontrol. Mientras coloca las ruedas para montarlas, sabiendo que competirá en torno a una hora, disfruta del entorno. Observa su teléfono móvil de vez en cuando, buscando una manera de evadirse de la competición, buscando encontrar la solución a cómo mejorar esa centésima que se le ha escapado.

Entre tanto, Diario Alhaurín se le acerca y le propone reflexionar. David acepta y toma el micrófono para darnos una visión distinta, una con perspectiva. Una visión que denota experiencia y que demuestra que su conocimiento va más allá de lo local, que traspasa fronteras, siendo, ante todo, internacional.

Pregunta: Buenas David, encantado de poder conversar contigo. La primera pregunta va dirigida al deporte en general. Como profesional de esta disciplina, ¿qué crees que podemos hacer para engrandecer este deporte?

Respuesta: Creo que la prioridad primaria para hacer este deporte más grande es atraer a otros patrocinadores de fuera, no solo quedarse con compañías de la industria. Quizá Red Bull o alguna de estas compañías podrían apoyar las carreras, y en ese sentido podríamos crecer.

También es necesaria la cobertura de prensa y los vídeos en directo en televisión. De esa forma podemos crecer, ya que estamos en un momento en el que las televisiones se están quedando con los deportes. Por supuesto, necesitamos más tiempo en televisión para hacer que este deporte crezca.

P: Se compara mucho esta disciplina con otras de conducción, pero hay una que sobresale por encima de todas. ¿Es este deporte similar a la Fórmula 1?

R: En primer lugar, este deporte es más barato de hacer, pero puede ser comparado con la Fórmula 1 de muchas formas. Es similar en muchos aspectos mecánicos, aunque lo que es bien distinto es que vas dentro del vehículo, y en este deporte usamos una forma distinta de controlarlo.

P: Estando aquí residiendo, ¿cómo ves este deporte en nuestro país?

R: Creo que comparado con Suecia, mayor. Incluso en carreras como esta podemos encontrar sesenta o setenta pilotos, cosa que no ocurre en Suecia. Las facilidades son enormes en España. Creo que es un lugar amigable y donde te sientes bien en el box.

P: ¿Cuáles son los motivos de haberte desplazado hasta Málaga? ¿Pretendes mejorar tu carrera profesional?

R: Sí, efectivamente. Estoy entre Málaga y Marbella. Me mudé aquí para tener más tiempo de entrenamiento, debido a que en Suecia no tenemos un tiempo que nos lo permita. Para mí, venir aquí en invierno me permite ir a entrenar, y ese es un gran beneficio para mí. Ahora estoy planeando volver a Suecia durante un tiempo y probablemente en el futuro creo que volveré aquí.


Nota: Esta entrevista ha sido realizada en inglés. La traducción se ha ejecutado de manera literal, sin llegar a reconstruir las frases, simplemente dándole sentido en nuestro idioma a lo descrito por David Ronnefalk.

Imágenes tomadas y entrevista realizada por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).