image

(Arturo Gudiño)   Hace unos días apareció un artículo en el Huffington Post mencionando a la persona más longeva en Facebook, Edythe Kirchmaier, 105 años, quien entró al mundo de las redes sociales a la edad de 95. Ella dice: “mis hijos me regalaron una computadora, una impresora y una cámara digital, entonces me sentí perdida”. Kirchmaier expresa alegría y salud en la red social, además de mantener un firme propósito por ayudar a las personas. En la revista Journal of Happiness Studies, publicación científica fundada en el año 2000, se presentan resultados de más de 30 estudios acerca de la felicidad y la longevidad, e indicadores apuntan a que la felicidad protege la salud contra las enfermedades y puede alargar la vida. La sonrisa de Edythe Kirchmaier en el programa Super Soul Sunday, de Oprah Winfrey, (video: http://www.oprah.com/own-super-soul-sunday/super-soul-sunday.html, en inglés) irradia felicidad y alegría. Ella vive su espiritualidad y gusto por la vida. Es una mujer sorprendente: vivió más de 70 años de feliz matrimonio, hace casi 40 años es voluntaria en una organización humanitaria y todavía conduce su camioneta. Sin duda, para ella no hay límites. Con más de 41 mil amigos en Facebook, Kirchmaier enfoca su trabajo voluntario a la fundación Direct Relief (una organización humanitaria que envía ayuda médica alrededor del mundo) enviando correos, respondiendo cartas de agradecimiento etc. Dice: “Esto realmente alimenta mi alma y pienso que el plan de Dios para nosotros es que hagamos de este mundo un mejor lugar”. Muchas veces me había cuestionado si las redes sociales estaban siendo de utilidad o solamente se habían convertido en un modo de escape para los jóvenes. La pregunta ya fue respondida porque el problema “no es que hacemos con el tiempo” sino “para que usamos el tiempo”, si en verdad hay un propósito bueno ¡vamos por buen camino! Hay muchos ejemplos de personas que han realizado grandes obras al adquirir más edad, porque en realidad lo que obtienen es más sabiduría, más experiencia. Por citar un ejemplo, Mary Baker Eddy fundó el diario internacional The Christian Science Monitor a los 87 años en 1908, cuya misión es “no herir a nadie, sino bendecir a toda la humanidad”. La actitud ante la vida es quizá el mejor motor para superar las pruebas. Kirchmaier dice: “…sí tan sólo pudiéramos amarnos unos a otros, quizá tendríamos menos dolor, menos peleas, más armonía”… “podemos vencer todas las adversidades con amor”. El Amor es el motor que nos permite expresar salud y bienestar. Facebook ha sido un medio para compartir entre millones de personas ideas grandiosas como el progreso y el avance. Personas como Kirchmaier han sido movidas para expresar el bien sin límites, sin importar la edad, la condición social o la educación. La aventura de la vida es grandiosa, vivamosla saludablemente publicando alegría y amor en cada muro.   * Arturo Gudiño Chong es Comité de publicación para la Ciencia Cristiana en México. Blog: www.saludyespiritualidad.com