José Manuel Frías, guía de Rutas Misteriosas, nos detalla los aspectos de mayor interés de la ruta realizada el pasado 28 de julio por Diario Alhaurín en el Cementerio Inglés de Málaga.

¿Cómo se realiza la documentación para esta investigación acerca de los cementerios?

‘‘Hay veces que el proceso sigue siendo el de revisar libros o publicaciones en periódicos. Sin embargo, la parte más importante suele ser la de entrevistar a los descendientes de la familia enterrada. Depende cada historia, pues cada una tiene su trasfondo, ya que muchas veces cuando hablo de ciertas historias, es solo buscar la leyenda de la persona. En cambio, cuando son fenómenos paranormales, lo más adecuado es recurrir a la persona que lo ha vivido o a las descendientes de esta’’.

¿Qué hace diferente a esta ruta de una al aire libre?

‘‘Lo hace diferente el estar en un sitio donde hay gente enterrada. Siempre la gente disfruta o tiene más miedo según el attrezzo. El hecho de estar en un sitio cerrado solo para ti, estar rodeado de personas enterradas y presenciar un lugar en el que ocurren fenómenos extraños te permite meterte más en las historias del guía.

En la calle hay iluminación, gente pasando, pero aquí estamos los que estamos. Se cierra el recinto solamente para ti, y eso da pie a vivir con el ‘pellizco’ al venir durante la noche’’.

Un visitante del Cementerio Inglés señala una de las tumbas. – Fuente: FJZD – DA.
¿Cómo está creciendo en cuanto a aforo y a cantidad de rutas en Rutas Misteriosas?

‘‘En el caso de esta ruta hemos tenido casi 80 personas (ruta del 28 de julio de 2019). Ha sido un poco más que en otras ocasiones, pero aquí lo mínimo suele ser de 60-65 personas. Siempre se llena, ya que lo hacemos una vez al mes. A las personas les gusta el ir a un cementerio.

La empresa ha crecido bastante, y se ha expandido por toda España. Por ejemplo, solamente en Málaga ya tenemos cerca de 14, cuando empecé con una o dos. En el verano se nota el crecimiento porque hay mucha cantidad de turistas que aprovechan para apuntarse, incluso personas que son del lugar y aprovechan para hacer este tipo de rutas porque coincide con el horario laboral. Últimamente, la media de las rutas urbanas está siendo de en torno a 30 personas, que es un número bastante alto. Se ha notado la subida, aunque evidentemente cuando acabe el verano y llegue septiembre, el clima cambiará, hará más frío y cambiará la tendencia’’.

¿Qué proyectos barajas en el futuro más próximo?

‘‘Yo entiendo que esto siempre va para adelante. Creo que siempre hay un público para este tipo de eventos. Ahora mismo estoy planteando hacer rutas nuevas tanto urbanas como en edificios cerrados en los que han ocurrido fenómenos que ojalá puedan realizarse. Es el estar siempre contando historias que es lo que me gusta, y seguir en la lucha por compartir historias de misterio’’.


Realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Fotografías de Francisco Javier Zambrana Durán. – Todos los derechos reservados.

Print Friendly, PDF & Email