(Francisco Javier Zambrana Durán – Pabellón El Limón de Alhaurín de la Torre)

Durante este fin de semana se celebra en el Pabellón El Limón el Lauro Vetus Challenge, una competición organizada íntegramente por el Club CrossFit de Alhaurín de la Torre. En su celebración, se realizan pruebas durante 4 Wods en los que se elegirá al ganador y ganadora de un torneo ya histórico para Alhaurín.

El CrossFit es uno de los deportes más completos del mundo. A la par de otros que pueden presumir de ejercitar todos los músculos de nuestro cuerpo, esta modalidad deportiva provoca que alcancen su límite. Como todo lo que realizamos que supere nuestro límite deportivo, conlleva riesgos. La preparación puede ser clave, pero no es lo único, ya que de ahí en adelante pueden producirse altibajos que conlleven problemas para nuestra salud.

”Nos han avisado de que lo más frecuente van a ser los esguinces en las muñecas por el levantamiento de peso en las primeras pruebas, por el resto, parece no haber problema”, señala Marzia, encargada de Ayón Ambulancias. Esta empresa es la que cubre la seguridad de los participantes, y la que atiende todo aquello que tenga lugar. ”No parece que haya demasiado riesgo, pero pueden existir problemas ajenos a la propia competición”, destaca.

Riesgos de una hidratación o ingesta inadecuada

El primero, y probablemente el más importante, es la deshidratación o la pérdida de noción por una ingesta incompleta. Las dietas pueden provocar una bajada de las reservas en nuestro organismo y dar así pie a desmayos o pérdidas de fuerza repentinos. ”Antes de la competición realizan dietas, y algunos llegan con poco margen como para recuperarse. Es muy peligroso”, recalca Marzia.

Vista de una botella de agua junto a una pesa.

”Nos han avisado de que el síncope es uno de los problemas principales que pueden tener lugar. La nutrición inadecuada, y, sobre todo, la mala hidratación, puede dar pie a que esto tenga lugar. Algunos le ocurre por ello, otros porque traen previamente la patología y sufren de mareos”, aclara después de haber ayudado a un competidor de Iron Health Box que había sufrido un desmayo en el Wod 1. ”Los niveles de azúcar se bajan repentinamente y deben ser recuperados. Por suerte, este chico estaba bien, no había sufrido nada grave”.

Riesgos del ejercicio físico en competición

El segundo de los riesgos que puede conllevar este tipo de competiciones de tan alto rendimiento puede ser el lesionarse por un apoyo inadecuado. ”En el salto, nos han alertado de que pueden hacerse daño en la tibia y pueden producirse, por ello, algunos problemas”, describe Marzia sin perder de vista lo que ocurre en el primero de los Wod.

”Otro de los problemas más comunes son los callos, que suelen abrirse y provocar mucha molestia y deben ser curados”, apunta. ”Por otra parte, es frecuente que se pierda la movilidad en los dedos después del ejercicio, pero, si no es esguince, es sanado sin intervención”, aclara.


Como cada deporte, los inconvenientes surgen cuando no seguimos un ritmo saludable dentro de la competición. Tanto la parte de alimentación como la de preparación física son fundamentales. Sin embargo, ante todo, se debe tener muy presente que cuando se alcanza el límite, debemos abandonar y no buscar el umbral de nuestro organismo, ya que las consecuencias pueden ser irreversibles.

Marzia vigila el estado de los competidores.

”El CrossFit no es un deporte con muchos riesgos en su práctica, cuando más riesgos tiene es cuando no nos alimentamos o nos hidratamos bien”, concluye Marzia para proseguir con su labor del día: que todos gocen de un buen estado de salud.


Entrevista y fotografías realizadas por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).