La Micropigmentación profesional llega a Alhaurín de la torre de la mano de Anna Ferré, Diplomada en Enfermería y Técnico en micropigmentación estética, paramédica y oncológica. Ella tiene una dilatada experiencia en hospitales públicos del Sistema andaluz de salud. Ha trabajado principalmente con enfermos de cáncer, en urgencias y en uvi.

La técnica se aplica con un aparato llamado dermógrafo y consiste en implantar unos pigmentos en la piel. Es un procedimiento minucioso y personalizado, parecido al tatuaje, y se debe realizar con pigmentos que estén autorizados por sanidad y en perfectas condiciones de esterilidad.

El beneficio de la micropigmentación no es solamente estético, para poder lucir unas cejas o labios bonitos, sino también para corregir asimetrías, para simular el nacimiento del pelo en alopecias, para disimular cicatrices o para crear una areola 3d en pacientes con cáncer, entre otros.

La frontera entre lo estético y paramédico es muy fina, ya que aumentando la armonía, aumentamos también la autoestima.

Print Friendly, PDF & Email