Montero, que pertenecía al grupo que hizo historia en Alhaurín, no pudo disfrutar del ascenso a LF2 por una larga lesión

María López, por su parte, es una de las mejores bases jóvenes que se están formando en el baloncesto malagueño. Jugadora muy talentosa formada en la cantera del CB El Palo y Unicaja. Una vez acabó su etapa junior, no dudó en ponerse en contacto con nuestro entrenador para mostrarle su interés por jugar en nuestro equipo. Será un magnífico complemento a Paula Tello, la otra base del equipo.

Carmen Ramírez es un caso muy parecido al de María López. Formada en CB El Palo y Unicaja, también es una de las jugadoras ‘grandes’ más destacadas de las nuevas generaciones que salen del baloncesto malagueño. Como María, ella también quería seguir progresando en nuestro equipo a las órdenes de Francis Tomé que la reclutó sabiendo de su valía y su capacidad de progresión. Carmen es una jugadora con un magnífico tiro, con puntos en sus manos. Quizá no pueda ser de otra manera porque Carmen literalmente lleva el baloncesto en la sangre. Su padre ha sido entrenador ACB y su madre una de las más importantes jugadoras de Málaga.

Desiré Montero vuelve al equipo después de haber formado parte de él hace algunas temporadas. Con varios años en el Primera Nacional de Francis Trujillo, a causa de una lesión, tuvo que estar una larga temporada en dique seco y no pudo participar en el ASISA ALHAURÍN que ascendió a LF2. Ha demostrado tener una enorme ilusión por formar parte del grupo, sin duda de las que más. Si además, no se puede dudar de su implicación en el trabajo y su nivel de intensidad, es evidente que aportará, y mucho en nuestro equipo. El CBAT está muy contento por su vuelta.

CBAT 25 AÑOS DE BALONCESTO EN ALHAURÍN DE LA TORRE

Print Friendly, PDF & Email