El programa municipal contra el mosquito tigre difunde entre la población métodos de prevención 

El Ayuntamiento ha distribuido por el municipio cientos de folletos con consejos e información práctica. Evitar recipientes con agua estancada, vigilar el riego por goteo o proteger pozos y aljibes, entre las recomendaciones. Continuarán las fumigaciones en parques y jardines.

El programa del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre para combatir el mosquito tigre en el municipio ha dado otro paso con la edición y difusión entre la población de folletos informativos con consejos y recomendaciones orientadas hacia los ciudadanos para colaborar y evitar picaduras. Esta medida se suma al programa de fumigaciones que lleva a cabo una empresa especializada en parques, jardines y zonas verdes púbicas, con el objetivo de prevenir su impacto entre la población.


El plan, que coordina el Área de Sanidad del Consistorio que dirige Salvador Herrera, combina estas acciones con información práctica para los vecinos, con el objetivo de combatir las molestias de estos insectos y minimizar sus riesgos para la salud. Los trípiticos, que se han repartido tanto en sedes públicas como en locales y puntos concurridos del casco urbano, incluye información práctica sobre el comportamiento del mosquito tigre y aconseja algunas medidas que los alhaurinos pueden adoptar en sus casas, como: 
-Evitar los recipientes que acumulen agua estancada (donde la hembra pone los huevos y se crían las larvas).

-Mantener los niveles de cloro adecuados en las piscinas y estanques.

-Proteger pozos y aljibes con mallas mosquiteras.

-Vigilar el riego por goteo, que puede dejar puntos de agua en las macetas y platos.

-Renovar diariamente el agua de los bebederos de mascotas. 

-Echar agua por los sumideros al menos una vez a la semana para evitar su estancamiento.


En cuanto a las fumigaciones, que comenzaron hace ya algunas semanas,  servirán para actuar tanto sobre el insecto como sobre las larvas, con el objetivo de intervenir en todas sus etapas biológicas y acortar su ciclo de vida. Se ha apostado sobre todo por productos ecológicos, de bajo o nulo impacto ambiental, que se aplicarán en las áreas verdes y zonas con más riesgo de proliferación de mosquito tigre. Paralelamente, en los estanques y aguas de las fuentes se libera otro producto que actuará directamente sobre las larvas, ya que hay que tener en cuenta que una puesta puede tener entre 70 y 100 huevos, y que las hembras los distribuyen por distintos lugares. Los tratamientos se efectúan principalmente de noche y en las horas en los que los parques y jardines se encuentran cerrados al público, para minimizar las posibles molestias a los vecinos y visitantes.
No obstante, desde la Delegación Municipal de Sanidad recalcan que estos trabajos servirán para reducir la población y evitar plagas, pero no para acabar en su totalidad con el mosquito tigre, cuya presencia está ya muy extendida por la provincia y por toda España.

Print Friendly, PDF & Email