Ver albúm fotos 

(Esperanza Mena) Hoy hablaremos de una conferencia a la que he asistido, en el centro de Mayores de Alhaurín de la Torre:

Medardo Ramos, el conferenciante, nos ha expuesto con mucho gusto y muy amenamente, como al llegar a cierta edad, la vida sigue teniendo sentido; no por llegar a ser mayor, tenemos que escondernos como las tortugas en nuestra concha: ¡¡Hay muchas cosas por hacer!!

Tenemos un bagaje a nuestras espaldas maravilloso, podemos aprovechar nuestro tiempo en aprender cosas nuevas, a las que cuando éramos mas jóvenes no pudimos hacer  y sobre todo, podemos enseñar a los más jóvenes, a vivir sin caer en tópicos y enseñarles sobre todo a respetar las normas  necesarias para ser personas de bien.

Hay que desechar la melancolía y la depresión, siempre ver en positivo lo mucho o poco que nos quede por vivir y pensar que la vida es como es, no es infinita, así que, tenemos que aprovecharla al máximo, estrujarla como si fuese una naranja a la que hay que sacarle todo el jugo posible.

Yo siempre digo que, aunque mi cuerpo está ya viejo y cansado, ¡no así mi espíritu! él siempre permanecerá eternamente joven.