pleno septiembre(Oficina de comunicación Ayto. Alhaurín de la Torre)Podrán solicitarla todos los vecinos perjudicados por el aumento de valores catastrales. La medida, aprobada hoy en el Pleno, se enmarca dentro de un Plan Estratégico de Subvenciones sin precedentes, dotado de 2,5 millones. El alcalde resalta el ”importantísimo esfuerzo” del Consistorio para compensar la revisión del Catastro

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha aprobado hoy, en el Pleno ordinario correspondiente a septiembre, un paquete de medidas sociales que incluye las ayudas anunciadas en su día por el alcalde, Joaquín Villanova, para compensar a los vecinos perjudicados por la subida de los valores catastrales de sus inmuebles. De esta forma, se ha dotado de respaldo legal a la iniciativa para que los contribuyentes puedan solicitar una ayuda que, en todos los casos, será del 40% del importe de la subida experimentada por los recibos del IBI (Impuesto de Bienes e Inmuebles) que se hayan incrementado de 2012 a 2013.

Además, se han establecido los mecanismos para garantizar que esta ayuda se extienda también a 2014 y, por tanto, propicie que el recibo quede congelado en ese año, según el concejal de Economía y Hacienda, Francisco Martín. En concreto, se ha aprobado primero un Plan Estratégico de Subvenciones para el periodo 2014-2016, que incluye esta línea de ayudas, y, posteriormente, la Ordenanza Fiscal Reguladora del IBI para el próximo año. El primer punto ha salido adelante con el voto a favor del equipo de gobierno del PP y el rechazo de los grupos de la oposición (PSOE, IU, UpyD y ERES). El plan, que fue adelantado por esta Oficina de Prensa a principios de esta semana, supone un ”ambicioso” proyecto, sin precedentes en Alhaurín de la Torre, según ha valorado el edil de Hacienda.

Responde al trabajo realizado conjuntamente por las concejalías de Bienestar Social e Igualdad y de Economía y Hacienda, y consta de nueve líneas de ayudas, que suman una inversión de 2,5 millones de euros. Entre ellas, figuran la destinada a paliar los perjuicios económicos derivados de la revisión del Catastro, que aprobó el Gobierno en 2009. La financiación, para la que se han reservado 1,4 millones de euros, se llevará a cabo con fondos propios, con cargo al capítulo cuarto de los Presupuestos y como subvención directa al amparo del artículo 22.2 de la Ley General de Subvenciones.

El regidor ha aclarado que se reservará la correspondiente partida presupuestaria, y que se realizará una campaña informativa para que los vecinos afectados soliciten esa ayuda del 40% de la subida del recibo, que se prevé que pueda ingresarse a partir de enero o febrero del próximo año. Por otro lado, en la misma ordenanza reguladora del plan de subvenciones se especifica que, para 2014, la cuantía de la ayuda se calculará atendiendo al aumento que experimente la carga fiscal neta respecto a 2013 (ya que el valor catastral volverá a subir), de forma que se asegura la congelación del recibo.

”No se está bonificando el IBI, sino que lo que se hace ayudar a las personas que han sufrido los perjuicios derivados del aumento de los valores catastrales”, ha aclarado Francisco Martín. En el mismo Pleno, se ha aprobado además la Ordenanza Fiscal Reguladora del IBI del próximo ejercicio, que fija una nueva bajada del tipo impositivo, que pasa del 0,68 al 0,65%. Se trata de la segunda bajada consecutiva del tipo que aplica el Ayuntamiento desde que entró en vigor la revisión del Catastro, ya que este mismo año ya se redujo un 10% respecto a 2012.

En este caso, la ordenanza también ha contado con el rechazo de la oposición, que la ha calificado de insuficiente y ha presentado su propia moción alternativa, que planteaba una devolución del 100% de la subida del IBI y una rebaja del tipo impositivo de manera que se garantizara un incremento no superior al IPC. A este respecto, el concejal de Economía ha explicado que se trataba de una medida claramente ”ilegal”, y que implicaría una caída de los ingresos tributarios a la mitad, lo que imposibilitaría pagar las nóminas de los trabajadores y mantener los servicios públicos.

Por su parte, el alcalde, se ha referido a esta suma de medidas como la ”única solución posible”, al problema de los vecinos afectados por la revisión catastral, que, ha recordado, fue aprobada por el Gobierno central del PSOE en 2009. Además, ha recalcado el ”importantísimo esfuerzo” realizado por el equipo económico de Alhaurín de la Torre, con un plan de subvenciones que no ha podido acometer ningún otro ayuntamiento. Asimismo, ha recordado, que el padrón del IBI urbano de Alhaurín de la Torre lo componen casi 20.000 recibos, en 10.000 de los cuales el impuesto prácticamente se ha congelado (o no sube o la subida es de menos de 30 euros), y en 4.350 ha bajado.

PLAN ESTRATÉGICO DE SUBVENCIONES

Como ya adelantó esta Oficina de Prensa, el Plan Estratégico de Subvenciones 2014-2016 mantiene las actuaciones enmarcadas dentro de la Ley 2/1988 de Servicios Sociales y de leyes sectoriales para la protección de menores, personas mayores, personas con alguna discapacidad o unidades familiares con escasos recursos económicos. Pero, al mismo tiempo, se introducen nuevas ayudas de concesión directa de carácter excepcional, amparadas en la Ley 11/2013 de apoyo a los emprendedores, en las recomendaciones del Defensor del Pueblo respecto a las consecuencias de la desactualización de las ponencias catastrales o en la falta de periodo transitorio de la nueva normativa universitaria.

Entre estas nuevas medidas se incluye la línea para paliar los perjuicios económicos derivados de la revisión del catastro, pero, por otro lado, y en respuesta a la propuesta de la Concejalía de Comercio, Bienestar Social ha incluido dentro de este plan otras ayudas, también de concesión directa, para fomentar la apertura de nuevos negocios, ya sea a cargo de autónomos o de pequeñas empresas. En este caso, se ha establecido un 40% de la cantidad abonada por las tasas de apertura, y el objetivo es dinamizar el tejido empresarial de Alhaurín de la Torre.

Otra línea de nueva creación, que será gestionada en este caso por la Concejalía de Deportes, busca fomentar el deporte en edad escolar mediante programas de dinamización deportiva, aunque en este caso falta todavía por concretar las bases, y los costes dependerán del número de participantes. Otras ayudas que ya se venían prestando desde años anteriores y que ahora se refuerzan son las de emergencia social (con un presupuesto de 60.000 euros y un máximo de 500 euros por familia), las ayudas económicas familiares (210.000 euros en total, y dirigidas a unidades familiares con menores a su cargo. El máximo a abonar no superará los 3.000 euros) o la compensación de rentas para colectivos especialmente favorecidos (150.000 euros, y con un máximo de 150 euros por unidad familiar). A todo ello hay que sumar los programas de co-financiación junto con otras administraciones.