Se actuará en parques, jardines y recintos municipales al aire libre, liberando una bacteria que ataca directamente a las larvas y es inocua para las personas y animales. Se aconseja a los particulares que eviten el agua estancada, vigilen el riego por goteo y protejan los pozos

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha iniciado los trabajos de la campaña periódica de prevención y control del mosquito tigre en parques, jardines y recintos públicos al aire libre. Hasta el momento se ha actuado en el Parque Oriental Bienquerido y en el de Juan Pablo II, y en los próximos días se prolongarán las tareas en el resto de espacios y zonas verdes municipales. El objetivo es reducir en la medida de lo posible la presencia en la localidad de este insecto, cuya presencia está muy extendida por toda España, y minimizar su impacto entre la población.

El plan, que coordina la Concejalía de Sanidad que dirige Salvador Herrera, se ejecuta a través de una empresa especializada del sector, y se viene llevando a cabo desde hace ya algunos años, dirigido a combatir las molestias que este mosquito supone para la ciudadanía y el riesgo que implica para la salud. El tratamiento consiste en la liberación de una bacteria que actúa como larvicida biológico, ya que ataca directamente a las larvas, pero es inocua para las personas, animales y el medio ambiente.

Hay que tener en cuenta que una hembra puede poner entre 70 y 100 huevos distribuidos por distintos lugares, de ahí que el esfuerzo se centre en cortar de raíz su ciclo de vida. Se aplica principalmente en áreas verdes y zonas con mayor riesgo de proliferación, como en jardines con sistemas de riego automático, estanques o fuentes. Las actuaciones son periódicas para que el control sea lo más efectivo posible y prolongado en el tiempo, de cara a garantizar la salud pública y favorecer el bienestar ciudadano.

Cabe destacar que esta campaña afecta a los espacios públicos, por lo que se solicita la colaboración ciudadana con algunas claves para luchar contra el mosquito en el ámbito doméstico, como por ejemplo evitar aguas en macetas, sumideros, desagües o fuentes. Entre los consejos que se pueden seguir están:

-Evitar los recipientes que acumulen agua estancada (donde la hembra pone los huevos y se crían las larvas).

-Mantener los niveles de cloro adecuados en las piscinas y estanques.

-Proteger pozos y aljibes con mallas mosquiteras.

-Vigilar el riego por goteo, que puede dejar puntos de agua en las macetas y platos.

-Renovar diariamente el agua de los bebederos de mascotas.

-Echar agua por los sumideros al menos una vez a la semana para evitar su estancamiento.

Más información: www.alhaurindelatorre.es

Print Friendly, PDF & Email