(Prensa Municipal) El edificio, que tendrá capacidad para albergar una treintena de negocios, ha salido a licitación por 2,4 millones. El plazo de ejecución será de entre 9 y 12 meses. El proyecto se co-financia con fondos FEDER   01 de abril de 2014.-   El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha sacado a licitación pública el contrato para la construcción del futuro vivero de empresas municipal, un ambicioso proyecto fruto del convenio firmado en su día por el alcalde, Joaquín Villanova, y el director general de la Fundación Incyde, entidad dependiente de las Cámaras de Comercio. El edificio se levantará en una parcela de equipamiento de la urbanización Capellanía y tendrá capacidad para albergar cerca una treintena de negocios, con el objetivo de revitalizar el tejido empresarial del municipio. El proyecto ha salido a concurso por un precio de licitación de 2,4 millones, una inversión co-financiada al 80% a través de fondos europeos FEDER. El plazo de ejecución será de entre 9 y 12 meses, y dependerá de los compromisos de la empresa que finalmente resulte adjudicataria.

Con este proyecto, Alhaurín de la Torre se sumará a la red de incubadoras del Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa, que cuenta con más de un centenar de centros de este tipo en distintos puntos de España, donde se emplazan más de 2.500 empresas en total. Será esta fundación la que se encargue de aportar la mayor parte de la financiación a través de los mencionados fondos europeos. El proyecto ya se ha redactado, y plantea un edificio de un diseño funcional, pero inspirado en la antigua arquitectura andalusí. Se ubicará en concreto en un solar de 5.300 metros cuadrados, entre las calles Richard Wagner, Dionisio Aguado, Giacomo Puccini. Contará con una superficie útil de más de 2.000 metros cuadrados, y con zona de talleres, oficinas, espacios de ‘coworking’ y salón de actos, entre otras dependencias. En las salas de trabajo compartido está previsto que se desarrollen programas o ciclos formativos. También se ha estudiado la posibilidad de permitir en un futuro segregar el espacio en módulos independientes de oficinas si la demanda así lo recomienda, para albergar aún más empresas. El inmueble tendrá en total una superficie construida de 1.985 metros cuadrados, con una veintena de oficinas-talleres, dos salas de ‘coworking’, una cafetería, recepción, zonas comunes y cuatro aseos. El anuncio del concurso se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia el pasado 17 de marzo, y las empresas constructoras tienen ahora hasta mediados de este mes para presentar sus ofertas. De esta forma, está previsto que el edificio pueda entrar en servicio en el primer trimestre del próximo año.

Print Friendly, PDF & Email