elpildorazo

By Pedro Monzon Nando – 08/09/2015


– Las cosas empiezas a apreciarlas cuando las pierdes, aunque sea temporalmente.


– Los ojos gozan de influencias mal definidas y sin embargo indiscutibles, los que niegan ese poder de la mirada, son escépticos que seguramente no recuerdan, que muchas veces han bajado la mirada ante el brillo de ciertas pupilas, que no se pueden mirar de frente, ya que son como el Sol. Hay cierta gente con la que hay que tener unas gafas de sol a mano.


– Sigo con mis dudas, en el Infierno deben estar todas las putas que en el mundo han sido, pero también deben estar sus chulos y todos los golfos y todos los asesinos y debe estar también lleno de tipos resentidos con depre perpetua y quejándose y pasándolo fatal, rodeados de ángeles expulsados del Cielo, amargados, todos castigados para siempre jamás; tampoco se debe estar bien en el Cielo, lleno de santos, curas, monjas, obispos, ancianitas pías, niños ejemplares, beatos místicos, estoicos anacoretas y todo muy limpio y muy brillante, supervisado por ángeles asépticos…todo como muy aburrido…


Yo creo que me voy a ir, al Limbo de los justos, allí con los herejes de buena ley, donde no hay pecadores obsesionados, ni cristianos perfectos e insoportables, gente normal, sin complicaciones, como yo…


– Una madre le pregunta a su hijo si ha aprendido mucho en el colegio y el niño responde: ” No tanto…tengo que volver mañana.”


– Antes, la gente era mejor, había tantos santos que su proliferación lleno de nombres nuestros calendarios….ahora a lo mas que se llega, cada muchos años, es a sacar del anonimato a una monja haciéndola beata.


– Hace poco estuve en una plaza, donde antes había una estatua de Franco, montado a caballo y ahora hay unos  cuantos metros cuadrados sembrados de césped. Era un buen ejemplo del culto a la personalidad, que de forma cínica se le ha atribuido al franquismo, cuando en realidad es uno de los objetivos a que aspira cualquier político, aunque solo se trate del alcalde de Cártama.


– Sin el culto a la personalidad, todo aquel que consigue que se hable de él en el periódico, o que se le haga una entrevista en la tele y consiga un lugar preferente en los espectáculos en los que participa o que presencia…sin el culto a la personalidad toda esta gente, se cotizarían bastante menos de lo que valen, real o supuestamente.


– Ahora las imágenes se van perfilando en las conciencias del pueblo sin monumentos deslumbrantes.


– Antes a los celebres, se les hacia una estatua y santas pascuas. Ahora las cosas son diferentes….Se imaginan una estatua de Belén Esteban en el Retiro?…o una de María Teresa Campos en la Plaza de la Constitución?..No, ahora el proceso es a la inversa…nada de estatuas. Nada solido. Ahora todo es mas “espiritual”.


– Ahora no se necesitan estatuas, los fotógrafos y los periodistas, cuentan lo que hacen y sus hechos hablan más que las estatuas, sus ideas refulgen más que los monumentos.


– Ahora basta con el cine, la tele y las revistas del corazón. Basta con que se controle y se maneje adecuadamente los medios masivos de comunicación, para endilgarle a alguien el tan llevado, traído y deseado carisma.


– El espíritu, triunfa sobre la materia y además para que una estatua?…a lo peor cuando se acabe el carisma y cambien los que mandan, igual les da por derribarla.


– Pero la Historia es feroz e insobornable. Y además nunca perdona.


– La Historia, la de verdad, la que emerge al cabo de los años, a través del estudio, destruye estatuas y olvida portadas de revistas. La Historia marca la hora de los monumentos, de las conmemoraciones, reconoce el carisma verdadero, enciende luces, ilumina fechas, sucesos…


– La Historia es justa y es seguro que dentro de un par de décadas de la Isabel Presley y de las que como ella, llenan semana a semana nuestros kioscos y nuestras teles, ni siquiera se las recordara. Es seguro.


 

Print Friendly, PDF & Email