image

Estimados amigos,  en la corta distancia que dan los kilómetros pero no el amor, os escribo en este día de la poesía, donde se festeja el nacimiento de un poeta, que vive y da vida en sus poemas. Hablar de poesía, de mundo literario, de mujeres, es hablar de cosas muy grandes para unas breves líneas, pero es hablar de vida, de entrega, de legado transformador del futuro.

Si las mujeres con su cuerpo dieron vida, son mucho más que carne existencial inventada por el hombre, las mujeres son savia de la creación, son energía indispensable para la mano que dibuja nuestros destinos. Las mujeres, más allá de su nombre y su permanencia, cegadas por la envidia del que no comprende las diferencias, dejan su marca indispensable, no pueden permanecer dormidas, porque ellas nunca duermen. Buscaron y buscan siempre los caminos, no quieren la muerte, aman la vida. Ellas tienen el cuerpo que da el color, las letras, las imágenes que en infinitas combinaciones se traducen en la obra de la historia que alimenta a sus hijos.

Poetas olvidadas, desconocidas mensajeras que susurran en nuestros sueños sus palabras, que amorosas acunan nuestro dolor. Carilda Oliver Labra, viva y amante que resiste con esa raza de los valientes. Rosalía de Castro que en su hablar nos habla del devenir de la tierra que nos ata en su decir. Olga Orozco, grande poeta, que haya aún mujeres que no conozcan tu fuerza, Gioconda Belli, seductora creadora de historias, Alejandra Pizarnik, la loca, que como una piedra permanece ya hecha letra. Mujeres como ellas, o como otras, poetas tan cercanas, trabajadoras de este laboratorio de la creación.

Mundo literario, definido por minúsculos monóculos que olvidan lo importante, la lectura, el deseo, el trabajo del poeta. Nunca en ningún podio, siempre en la letra viva de su palabra.El poeta tiene el compromiso, no de escribir, necesario alimento de su vida, sino de transmitir el veneno de la escritura, la pasión de la palabra, el don del amor. Qué pocos poetas generosos, qué pocos agricultores de la poesía. Mundo circunscrito al ego propio, a los pequeños circuitos del poder.

Desde aquí, en esta mañana de festejos, donde la poesía me visita en su trono existencial, llamo a las vírgenes de la palabra abandonar su abandono, despertar a la lujuria de la escritura, dejarse atravesar por las pasiones de la lectura, conocer los poetas prohibidos, las maestras que nunca defraudaron sus sueños de mujer. Desde aquí, tan cerca de las nubes, no me importa el mundo literario de las tertulias, me importa la existencia de la libertad, que todos tengamos acceso a decir, aún lo que no sabemos. Que despertemos nuestras mentes hipnotizadas de publicidad a esta verdadera vida que define e inventa eso que usted llama libro y yo llamo enseñanza.

Viva la poesía, vivan las poetas, vivan las mujeres que algún día aprenderán a hablar.

Helena Trujillo
Madrid, Grupo Cero, 19 de Septiembre de 2014


Helena Trujillo Luque
Psicoanalista de Grupo Cero
C/Ventura Rodríguez, 4-5ºF 28008 Madrid
Teléfono: 91 55 96 436
Móvil: 626 67 33 22
Web: www.helenatrujillo.com
Email: heltrujillo@gmail.com
Skype: heltrujillo

Print Friendly, PDF & Email