La bicicleta es uno de los medios de transporte más recomendables para conocer la capital.

Madrid es una ciudad muy atractiva para hacer turismo. Cuenta con numerosos monumentos, una larga historia y rincones para todos los gustos. Aunque como ocurre con muchas otras ciudades similares, el tráfico supone una problema bastante importante. Aunque hay quien decide subirse a un autobús o coger el metro para acercarse a algún lugar, o ir andando si la distancia no es demasiada.

También hay otra forma de moverse por la ciudad. Una que no contamina y que permite disfrutar de la visita. Madrid bike tour propone usar la bicicleta como medio de transporte. ¿Quieres razones para subirte a una?

Una actividad sana

Si hay algo que nos hace falta es cuidar de nuestra salud. La mayoría de nosotros nos vemos sometidos a un estrés excesivo, que unido a la falta de tiempo nos lleva a llevar una vida poco saludable. Esto puede causar problemas a medio plazo, por lo que muchos profesionales insisten en que hay que buscar una actividad que nos permita cuidarnos, aunque sea un poco. Y qué mejor que desplazarte por Madrid en bicicleta, que es uno de los deportes más completos que existen.

Y no solo es bueno para nosotros. También lo es de cara a cuidar el planeta, ya que la bicicleta no contamina y contribuimos a mejorar la calidad del aire. Además, en algunas zonas no es posible circular si no es con un vehículo no contaminante, por lo que un alquiler de bicicletas Madrid puede ser la solución perfecta. Y no hablamos solo de zonas verdes como pueden ser los parques. El centro está restringido al tráfico y algunas calles están pensadas solo para peatones y ciclistas.

El carril bici mejora la movilidad

Los atascos hacen que entrar a Madrid en coche o moto, o incluso en algunos tipos de transporte público, sea muy difícil. Por no hablar de los nervios que acompañan a los interminables atascos de la hora punta. En bicicleta puedes acabar con este problema, porque el carril bici comunica casi todos los puntos de la ciudad e incluso las carreteras están reguladas por semáforos cuando se cruzan con este, garantizando la seguridad.

No hace falta tener una bicicleta para disfrutarla

Si vienes a Madrid para visitarla, lo normal es que no cargues con tu bicicleta para desplazarte. Incluso puede que vivas cerca, pero el tamaño de tu casa haga muy difícil tener una guardada. Esto no significa que tengas que renunciar a usarla, sobre todo porque puedes alquilarlas por horas, días e incluso semanas, dependiendo de cuánto dure tu viaje.

Una opción igual de buena es el alquiler de bicicletas eléctricas en Madrid. Con las ventajas de la bici sin cansarte demasiado, algo muy de agradecer si no tienes la costumbre de pedalear.

Una bicicleta en más barata

Si la comparamos con un coche, la bicicleta es muchísimo más económica que este. Para empezar, tanto si la compras como si la alquilas te gastarás menos dinero. Pero además no hay que preocuparse por detalles como el gasto de combustible o el mantenimiento que necesita un coche. No hay inspección obligatoria ni cambios de aceite. Y si se pincha una rueda o algo se estropea, no tienes que ir al taller para que lo arreglen, porque lo puedes hacer en casa.

Ir al centro en un automóvil también supone tener que pagar un aparcamiento. No solo en un parking privado sino también en la calle, ya que la zona azul está en todas partes. La bici no ocupa una plaza y se puede dejar en alguna parte en la que no interfiera el paso. Incluso hay espacios destinados a dejar las bicicletas en algunos lugares como museos, bibliotecas o estaciones. Y si haces un alto en el camino para reponer fuerzas, puedes ponerle la cadena alrededor de una farola unos minutos. Nadie protestará como lo haría si dejaras el coche en mitad de la calle mientras lo haces.

Otras formas de moverse por Madrid

Además de la bicicleta hay otros medios de transporte igual de divertidos y limpios que puedes usar si vienes de visita. En https://madridbiketours.com/ puedes ver vehículos como los Segway o los hoverboard, que son bastante fáciles de aprender a manejar y con los que vivirás una experiencia muy agradable.

Aparca el coche y visita Madrid en bicicleta. Seguro que no te arrepentirás.