Casi acabado el mes de mayo llega junio que trae consigo el fin de la lluvia, mucho mejor tiempo y el comienzo del verano. Todos estamos muy emocionados por las vacaciones que se acercan y otros, que posiblemente las hayan cogido más tarde, están deseando la paga extra de junio. Muchos contratos, que no tienen la paga prorrogada, reciben un extra en junio y otro en diciembre. Algunas empresas incluso incluyen ciertos regalos durante esas fechas. Como la conocida ‘cesta’ se suele regalar durante las navidades, siempre incluye embutidos, algún vino y dulces como los mazapanes y el turrón. Sin embargo, las ‘cestas’ de junio están menos llenas de comida. Lo típico en estas fechas es dar regalos promocionales, es decir, ciertos artículos que lleven el logo de la empresa.

Se pueden hacer, por ejemplo, unas cajas que incluyan cosas para llevar a la playa: una toalla, una bolsa de playa, una pelota hinchable, una colchoneta hinchable y unas gafas de sol. Esas gafas personalizables y todos los demás artículos pueden llevar el logo de la empresa y el nombre de la misma. Así, ésta se dará a conocer mientras sus empleados lleven puestas las gafas en la playa, dando un paseo por la montaña o, simplemente, tomando algo en una terraza. Es importante buscar artículos de calidad para no quedar mal ni con el empleado ni con el cliente, y que a veces también se dan regalos promocionales a los clientes. Por tanto, habrá que asegurarse de comprar gafas con protección para que pueden disfrutar del sol de forma saludable.

Existen páginas web que permiten pedir este tipo de artículos y personalizarlos. Incluyen una gran variedad de modelos entre los que comparar y a unos precios muy bajos. Algunos empiezan desde los 0.30 céntimos. Además, dichas plataformas online también venden complementos como una funda donde poner las gafas, cuyo precio no sube de 0.15 o 0.20 céntimos. Se pueden elegir muy diferentes colores, no solo para las gafas, sino para los demás artículos incluidos en las cajas regalo. De esta forma incluso se pueden mejorar las relaciones entre los trabajadores, que pueden ir intercambiando sus regalos por los que más les gusten de sus compañeros.

La gran ventaja de las páginas virtuales que ofrecen este tipo de productos a la venta es que permiten que éstos se envíen a domicilio. Por tanto, solo se necesitará un aparato electrónico con conexión a Internet para poder acceder a la web, comparar los productos y pedirlos para que lleguen a la dirección deseada.

Se trata de una estrategia de publicidad bastante efectiva. De hecho, un informe realizado por Advertising Specialty Institute (ASI) asegura que el 84% de las personas que formaban parte del estudio recuerda el anunciante de un producto que reciben. Además, también afirman que el consumidor tiene una mejor imagen del anunciante después de recibir dicho regalo. Aunque solo el 24% de éstos dicen haber hecho negocios con anunciantes de los que han recibido regalos, se considera un porcentaje alto de clientes ganados.

Print Friendly, PDF & Email