El Estado de Luisiana, donde se ubica esta ciudad hermanada con Alhaurín de la Torre, se encuentra en estado de excepción, con 5 fallecidos y 20.000 rescatados

El alcalde, Joaquín Villanova, ha querido un mensaje de ánimo y solidaridad a la población de Nueva Iberia, ciudad de Luisiana con la que está hermanada Alhaurín de la Torre, debido a las terribles inundaciones que padece en estos días. Según los datos que se vienen conociendo, las cifras oficiales hablan de cinco personas fallecidas y unas 20.000 rescatadas en distintos puntos del estado de Luisiana.
Es tan grave la situación que el Gobierno Federal ha aceptado la declaración de emergencia para incrementar la ayuda oficial en los dispositivos de respuesta y recuperación. Hasta el momento, el gobernador ha desplegado la Guardia Nacional de Louisiana, que movilizó a 1.700 soldados para ayudar en la búsqueda y rescate. La policía militar está ayudando a la policía local con la seguridad.

La Guardia Costera dijo que había rescatado a más de 118 personas y ayudado a más de 766 en Baton Rouge -zona cercana a Nueva Iberia- el domingo.
Según han confirmado distintos medios estadounidenses, los ciudadanos también han contribuido a la búsqueda y los esfuerzos de rescate, pero las aguas siguen cobrándose víctimas. Más de 60 centímetros de lluvia han caído desde el miércoles en Livingston, cerca de Baton Rouge. Es un desastre meteorológico extremadamente raro, según el Servicio Meteorológico Nacional.
 

Print Friendly, PDF & Email