(Jmm Caminero) El de Portoplano pensaba aquella mañana, que los seres humanos, en su conciencia y consciencia tiene que enfrentarse a muchas realidades, externas e internas, pero un conjunto de ellas, es lo que denominamos metafísicas. Es decir, la existencia de Dios, la existencia del Alma-espíritu inmortal, la existencia de Eternidad y Eternidad Buena o Mala para cada ser humano, el Juicio Particular en el momento de la muerte…

– Expresar una frase que permanezca en la memoria de los seres humanos dos o tres milenios. Ese es el sueño de todos los pensadores o escritores. O una fórmula o ecuación que permanezca varios milenios ese es el sueño de todos los científicos y matemáticos.

En definitiva, puede tomarse como vanidad y soberbia, que algo de ello habrá y existirá, pero también eso es la demostración de la búsqueda de la realidad, es decir, del mayor grado posible de verdad-veracidad-demostración-bondad-belleza-racionalidad-utilidad-eficiencia. Porque nada es tan verdad como la verdad, o la mayor adecuación entre mente, concepto y realidad.

– Los escritores y pensadores y artistas y científicos y teólogos intentan servir a la sociedad y a la humanidad con los productos culturales que crean-recrean-producen-reproducen…

– Nunca me ha parecido correcto, esos maestros que alaban enormemente a sus propios maestros y tratan con desdén, incluso con inferioridad a sus posibles discípulos o alumnos. Siempre me ha parecido que esos maestros no eran tan maestros, al actuar de un modo tan diferente y tan diversos con uno o varios anteriores a ellos, y de otro modo, con posibles discípulos o alumnos.

– Alguien que ha producido algo, sea una casa o sea un cosecha de tomates, nadie quiere que se destruya de forma incorrecta. Lo mismo le sucede al productor y buscador de ideas y conceptos y preguntas y obras de arte o de cultura…

– Unos, regalan vasos de agua, otros consejos dialogados, aquellos de allí, frases escritas o ideas con palabras o producciones culturales artísticas o estéticas.

– Vivimos tiempos, supongo que todos los tiempos han sido lo mismo en esto, que se alaba demasiado a unas docenas de grandes autores, en tal o en cual actividad, pero se vitupera e infravalora demasiado, por lo general, a los que se tiene al lado…

– Si eres un escritor o autor plástico o filósofo o pensador o científico o matemático o teólogo o…, note sientas superior a nadie, así de ese modo, con humildad y modestia, irás avanzando en el saber, y así tampoco te sentirás inferior a nadie. Comprenderás que en algunos parámetros, pocos, puedes que seas superior a la media, en otros, esperemos que pocos inferior a la media, en la mayoría igual o similar al término medio.

– Ver el silencio, otros dicen captar el vacío interior, es captar una gran parte de la totalidad. Porque detrás y después y al mismo tiempo del silencio-vacío correcto, surgen enormes fuentes de conocimiento.

Casi todas las ascéticas y desvelaciones orientales, estimo tienen este punto en común o básico. Todos los sistemas de meditación ortodoxos buscan este fin y esta finalidad…

– Todos dicen, la inmensa mayoría que les gustaría volver a tener los veinte o treinta o cuarenta años, pero teniendo en cuenta todo lo que ahora saben. Yo, siempre pienso, que quizás cometerías más errores que ahora, más desaciertos que ahora, quizás de otras clases o tipos, porque aumentarías algunos actos y aptitudes y actitudes y disminuirías otras. Al final, la vida no es solo saber, sino saber lo más verdadero y lo más correcto posible, y también, actuar de forma más racional y más bondadosa posible…

¡Me pregunto, cuántos de los que desean volver, si pudiesen a los veinte o treinta o cuarenta años, se dicen a sí mismos, no solo no cometeré los mismos errores, sino también, seré más bondadoso y actuaré más y mejor con y en el bien…!

– Las personas, la inmensa mayoría no toleran, que alguien pase al lado de ellas y no les saluden. Lo toman como un desaire, demasiadas dejan de hablar con esa persona. No son conscientes, que existen personas que pueden que utilicen esa forma de ser y de estar en el mundo. Pero otras personas, pasan su existencia observando y pensando y muchas veces, no se dan cuenta, de con quién se cruzan sus caminos.

– Le regalo preguntas y frases e ideas y argumentos y datos en forma de palabras y de dibujos-pinturas. Usted, usted no tiene que pagar nada por ello, solo dedicar diez minutos de su tiempo, para leer, observar, pensar, repensar y analizar… ¡Usted me regala algo a mí…!

– Demasiados actos de la cultura, sea cuales sean sus especialidades, se ofenden porque otros no tienen sus mismas ideas. Se llenan los labios de la libertad de expresión y de conciencia y de pensamiento y después, no les gusta, si pudiesen no permitirían que otros, tengan sus concepciones del existir o de ese tema concreto. No somos libres en el pensar, no dicen eso, por consecuencia, no debería permitírseme serlo. Aunque ciertamente, se ofrezcan las razones y datos y argumentos de una posición y de otra…

El de Portoplano como siempre resurgió de su cuadrado de paredes y suelo y techo y descendió por las cunetas de piedra y alquitrán, dentro de laberintos de ladrillos y cemento y vidrio, atravesando su lugar, buscando el paseo del silencio del interior, y de que las piernas se moviesen según le habían indicado y aconsejado los biomédicos de hoy.

http://twitter.com/jmmcaminero © jmm caminero (06 noviembre 2019-28 febrero 2020  cr).

Fin artículo 2.010º: “Pensamientos II de Juan de Portoplano”.

Print Friendly, PDF & Email