image

“CHARLAS CONMIGO MISMA”   Hoy no soy yo la que va a charlar conmigo misma. Hoy  voy a dejar al nombre que llevo puesto para que sea él quien tenga una charla con el paro, esa lacra que está dejando a miles de hogares sin lo más necesario para sobrevivir y, lo que es peor, les está robando toda la ilusión y los sueños. Espero que este diálogo dé sus frutos y sigan yendo de la mano la Fe y la Esperanza.      DIÁLOGO ENTRE LA ESPERANZA Y EL PARO    -Soy la Esperanza del pobre obrero. Y tú, insensato, dime quién eres?  -Yo soy el hambre de muchos seres.    -¿Cuál es tu nombre? ¿Puedo saberlo?  -Paro me llaman en los infiernos,  -¿Porque caminas siempre a tus anchas?  -Porque mi reino tengo en España.    -¿Y tú no puedes marchar de aquí?  -No está en mis manos la decisión Es del gobierno de tu Nación.    -Yo, la Esperanza del pobre obrero Que solo quiere trabajo y pan, apelo y ruego a los gobernantes tengan conciencia y humanidad.    -¡Pobre Esperanza, qué ilusa eres! ¿Tú crees de veras que te escucharán? Ninguno de ellos pasará hambre Y de sus casas nunca saldrán.    Sus hipotecas ya están saldadas y su dinero guardado está ya sea en Suiza o en las Bahamas. Problemas ellos nunca tendrán.    -Pues yo no me rendiré. Hasta que todo se acabe a tu lado marcharé pues siempre va de la mano la Esperanza con la Fe.    

Print Friendly, PDF & Email