image

Beber abundante agua, evitar las salidas y hacer esfuerzo físico en las horas de mayor calor y comer especialmente frutas y verduras, algunos de los consejos     El Servicio de Emergencias 112 Andalucía recomienda a la ciudadanía extremar las precauciones contra las altas temperaturas que ya se registran en gran parte de Andalucía con el objetivo de prevenir los efectos negativos de la ola de calor que afectará a la comunidad durante los próximos días.   La campiña cordobesa y las comarcas del Andévalo y el Condado de Huelva registran temperaturas máximas de 40 grados, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que ha activado el aviso naranja por calor en estas zonas de las provincias de Córdoba y Huelva. También por altas temperaturas permanecerán en alerta amarilla Aracena, en Huelva, la campiña sevillana, el norte de Córdoba y Los Pedroches y el valle del Guadalquivir en Jaén, donde podrán alcanzarse los 38 grados.   El Servicio Emergencias 112 Andalucía, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, ha establecido una serie de recomendaciones para prevenir los efectos nocivos del sol ya que sus radiaciones pueden agredir la piel y provocar quemaduras y lesiones y también provocar agotamiento, deshidratación o, en su grado más elevado, golpes de calor.   Según el teléfono único de emergencias de Andalucía, se debe prestar una especial atención a las personas mayores, lactantes y niños menores de 5 años, enfermos crónicos y personas que toman medicamentos diuréticos, hipotensores, antidepresivos y psicotropos.   Para mantenerse hidratados es recomendable beber abundante líquido, un vaso cada dos horas, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos, sin esperar a tener sed. Hay que evitar las bebidas alcohólicas. También es importante reducir la cantidad de comida e incrementar la frecuencia, fomentando especialmente el consumo de verduras y frutas.   El Servicio de Emergencias de la Junta de Andalucía recomienda también reducir la actividad física y no realizarla en horas de máximas temperaturas, además de descansar en zonas frescas y a la sombra. También es aconsejable usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol y cremas fotoprotectoras acordes con cada tipo de piel.   Cuando se permanece en casa, se deben utilizar las habitaciones más frescas, usar el aire acondicionado o en su defecto ventiladores, y si no se dispone de ellos ir a lugares públicos con refrigeración. Durante el día bajar las persianas y cerrar las ventanas y abrirlas por la noche para ventilar, además de mantener los alimentos en el frigorífico y nunca interrumpir la cadena del frío de los alimentos. Asimismo, es aconsejable no consumir aquellos productos que infundan dudas o hayan estado expuestos al sol o altas temperaturas.  El Servicio de Emergencias de la Junta de Andalucía subraya que, ante cualquier incidencia o urgencia que pueda registrarse, hay que llamar al teléfono112.