Entre 2009 y 2014 se repartieron más de cinco mil cheques de alimentos por valor de 191.650 euros, mientras a día de hoy continúa la colaboración con el colectivo El ABC (Asociación Benéfico Cristiana) para hacerle llegar semanalmente furgonetas cargadas con productos de primera necesidad

La Fundación Social y Medioambiental Las Canteras de Alhaurín de la Torre ha hecho balance de la línea de ayudas a familias en riesgo de exclusión social y reparto de alimentos, que ha sido uno de los pilares de trabajo de esta entidad desde su constitución. Actualmente, la Fundación continúa con la colaboración estable que mantiene con la asociación El ABC (Asociación Benéfico Cristiana), que se encarga de hacer llegar productos de primera necesidad a las personas que más lo necesitan, no solo de Alhaurín sino también de otras localidades.

Para ello, cada semana hasta dos furgonetas de la Fundación transportan mercancía del Banco de Alimentos (Bancosol) de Málaga hasta la sede de este colectivo, del que forman parte numerosos voluntarios que se ocupan de la clasificación, conservación y reparto final a las familias.

A ello hay que añadir que, durante los peores años de la crisis, se gastaron más de 190.000 euros en cheques de comida, dentro de los acuerdos de trabajo con El ABC y otras organizaciones sociales como AMAT (Asociación de Mujeres por Alhaurín de la Torre). Concretamente, se repartieron 5.061 cheques: 1.614 de ellos por valor de 50 euros, 754 de 40 euros y 2.693 de 30 euros, a lo que hay que sumar la compra de patatas y huevos.

Estas cifras corresponden al periodo entre 2009 y 2014, cuando se detectaron más necesidades sociales entre la población. Ya entonces se empezó con el transporte desde Bancosol sobre todo de productos frescos, una actividad que se mantiene en la actualidad pero que abarca todo tipo de alimentos.

Para facilitar la tarea, El ABC divide el calendario de reparto en función del número de miembros de cada familia, a las que se cita previamente para que acudan a recoger los alimentos. Entre ellos figuran frescos, como frutas y verduras, y, principalmente, no perecederos, incluyendo legumbres, arroz, pasta, pan, leche, yogur, etcétera. Su labor no solo beneficia a personas residentes en nuestro municipio, sino también de otras localidades del entorno de Málaga capital, Valle del Guadalhorce o la Costa del Sol.

Print Friendly, PDF & Email