Hoy se está procediendo a la limpieza y desinfección en profundidad de todo el recinto, que comprende tres aulas y sumará 40 plazas disponibles como máximo.

La nueva normalidad sigue poco a poco propiciando la puesta en servicio de distintos servicios municipales hasta ahora cerrados. Ahora le toca el turno a las salas de estudio, instalaciones públicas adscritas ahora al Área de Educación del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre y que se encuentran en la calle Punto Industrial, junto a la Casa Hermandad de la Pollinica. En la jornada de hoy se está procediendo a la limpieza y desinfección en profundidad de todo el interior del recinto, tanto las aulas como la zona de aseos, mobiliario y puertas de acceso, a fin de que mañana, viernes 3 de julio, puedan estar operativas para su reapertura.

El horario de funcionamiento será el mismo que hasta antes de su cierre por el Estado de Alarma: de nueve de la mañana a ocho de la tarde, de lunes a viernes, ininterrumpidamente. Los fines de semana y festivos permanecerán cerradas.

Como es lógico y de acuerdo a los protocolos de higiene, seguridad y salud pública, las salas de estudio contarán con un aforo limitado que cumpla estrictamente con la normativa de distancia social, por lo que no podrán entrar más de 40 personas de forma simultánea. Para ordenar el acceso, habrá un empleado a primera hora para vigilar el cumplimiento del aforo máximo y carteles con avisos y cada aula contará con dispensadores de gel hidroalcohólico, además de una columna con la misma sustancia justo en la puerta. Cada usuario será responsable de dejar su plaza desinfectada una vez la abandone y el uso de la mascarilla es obligatorio. Los lavabos estarán abiertos.

La limpieza y desinfección por parte del personal del Ayuntamiento se realizará dos veces al día, una por la mañana, justo antes de abrir las puertas, y otra por la tarde.

La puesta en servicio de estas salas era una importante demanda ciudadana dentro de este verano, ya que se acerca el periodo de Selectividad (mediados de julio) para los estudiantes que han terminado el Bachillerato, así como para la convocatoria de los exámenes de septiembre y las oposiciones. Hasta ahora, venía funcionando la sala de estudio de la Biblioteca Pública Municipal ‘Antonio Garrido Moraga’, pero al tener 24 plazas disponibles, se antojaba insuficiente para atender toda la demanda. Ahora, con estas nuevas 40 puestos de estudio, la oferta queda dimensionada, según ha indicado la concejala de Educación, Pilar Conde.

Print Friendly, PDF & Email