Carroza Baltasar (Prensa Municipal) Espectacular y brillante Cabalgata, con miles de personas en las calles para recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar. El evento, para el que este año se habían reforzado las medidas de seguridad, transcurrió sin incidentes. Se repartieron unos 4.000 kilos de caramelos y 2.500 regalos en el Parque Municipal

 

Sus Majestades, los Reyes Magos del lejano Oriente, visitaron ayer Alhaurín de la Torre en una tarde inolvidable, que llevó la alegría, la ilusión y la diversión a los miles de personas que esperaban en las calles. La tradicional Cabalgata del 5 de enero cosechó nuevamente un enorme éxito de público, y transcurrió sin incidentes en un año en el que se habían reforzado especialmente las medidas de seguridad.

Catorce carrozas, charangas, pasacalles y numerosos personajes infantiles recorrieron el centro del municipio y repartieron cerca de 4.000 kilos de caramelos a los numerosos niños y niñas que acudieron fieles a esta cita, que puso el brillante cierre a las celebraciones de Navidad. En torno a las cinco de la tarde comenzó el desfile, aunque previamente Melchor, Gaspar y Baltasar visitaron el salón de usos múltiples de los bajos del Mercado Municipal, donde estuvieron con los jóvenes del Centro de Atención Especial Virgen de la Candelaria y de la asociación Encina Laura. Los Reyes les llevaron un regalo muy especial a cada uno de ellos, quienes se mostraron emocionados y muy agradecidos. El alcalde, Joaquín Villanova, quiso estar presente en este momento tan especial, al igual que lo hizo en el resto de la celebración.

Encina Laura y Centro CandelariaLa plaza del Conde fue esta vez el escenario elegido para el inicio de la Cabalgata. La Concejalía de Fiestas y Turismo, que dirige Mario Pérez, había diseñado un recorrido algo diferente, optando por las calles y plazas más emblemáticas del casco urbano, pero evitando las vías más estrechas y complicadas, para prevenir problemas de seguridad. La comitiva completó con normalidad el itinerario previsto: calle Málaga, plaza de San Sebastián, calle Vicente Aleixandre, avenida de San Sebastián, avenida Cristóbal Colón, calle Álamos, calle Doctor Gálvez Ginachero, plaza de San Sebastián, Mirador de Bellavista, avenida de La Vega, calle Limonar y Parque Municipal.

Se colocaron unas 500 vallas a lo largo del recorrido, y cada carroza contaba con extintores y seis auxiliares que se encargaban de velar por la seguridad y acercar los caramelos a las personas que aguardaban tras las vallas. Además, el Ayuntamiento había prohibido expresamente los tractores para tirar de las carretas.  Las carrozas de Melchor, Gaspar y Baltasar volvieron a ser las más aclamadas, aunque hubo otras que despertaron el asombro y la admiración de los presentes, como las de la Pollinica, El Blasón del Biberón, un barco pirata, una con superhéroes y otra con los personajes de Toy Story. Los pasacalles Mundo Disney, Nickelodeon, Timbleque y Oniria, la pastoral de San Juan y las charangas completaron un gran espectáculo de música, color y diversión muy aclamado por los alhaurinos.

Carroza MelchorComo es costumbre, la Cabalgata terminó en el Parque Municipal, donde los niños y niñas esperaron pacientemente acompañados por sus padres para recibir un regalo de manos de los mismísimos Magos de Oriente (en total, se entregaron unos 2.500 obsequios). Joaquín Villanova destacó el éxito de público y organización, y felicitó expresamente a la Concejalía de Fiestas y, también, a las de Servicios Operativos y Seguridad Ciudadana por el hecho de que todo saliera a la perfección.

Carroza Gaspar

Print Friendly, PDF & Email