image

El joven, que llegó a jugar en el filial del Málaga de Segunda B, fue el artífice del histórico ascenso del Alhaurín de la Torre CF

El fútbol de Alhaurín de la Torre y de la provincia de Málaga están de luto. El exjugador del Lauro CF y actual entrenador de las categorías inferiores del club, Dani Rivera, de 37 años, artífice del histórico primer ascenso del conjunto alhaurino a la Tercera División en la temporada 2004/05, ha fallecido esta tarde de forma repentina en su domicilio. Según los primeros indicios, el fallecimiento ha sido por causas naturales, aunque se están investigando.

Apodado El niño de oro de Santa Amalia-Las Monjas y conocido por su larga melena rizada, en su época de jugador durante la década pasada, destacaba por su carisma y su clase en la cancha, donde se desenvolvía como centrocampista hoy llamado mediocentro-, pero con capacidad de sacar la pelota con elegancia. Fue integrante de una inolvidable generación del fútbol de Alhaurín de la Torre, junto a los Curro, Sebas, Antoñito o Mario Flores, entre otros muchos.

Con mucha personalidad y con un gran futuro como jugador llegó a formar parte de la plantilla del filial del Málaga en Segunda B, hoy llamado Atlético Malagueño-, renunció a su progresión meteórica para volver al club de su pueblo y encabezar la gesta del primer ascenso a Tercera División, en una temporada triunfal en Primera Andaluza, y eso incluso tras sufrir una grave lesión. En su historial también figuran varias temporadas en el club jiennense del CD Torredonjimeno, Ronda o Puerto Malagueño.

Tras su prematura retirada, a finales de la década pasada, decidió seguir vinculado al fútbol y aprobó el examen de entrenador convocado por la Federación Malagueña. Pronto pasó a formar parte de la nómina de preparadores fútbol base en la escuela de fútbol del Alhaurín de la Torre CF, con una exitosa trayectoria en las categorías inferiores y algún ascenso.

Dani Rivera estaba casado, tenía dos hijos. La noticia ha corrido como la pólvora en el mundillo futbolístico provincial y ha llenado de consternación a todo el ámbito deportivo, donde era muy apreciado, y entre sus familiares y amigos. Los entrenamientos de hoy en el club y la escuela han sido suspendidos en señal de duelo.

El alcalde, Joaquín Villanova, y el concejal de Deportes, Prudencio Ruiz, han manifestado su pésame y su dolor por esta inesperada muerte, así como han transmitido un caluroso abrazo a toda la familia y todo su apoyo en estos momentos tan difíciles.

En cuanto se conozca la fecha y hora del funeral lo comunicaremos.

DEP, Dani Rivera.

Print Friendly, PDF & Email