Pese a las restricciones por el coronavirus y a la cancelación de las procesiones y fiestas, vecinos de ambas zonas de Alhaurín de la Torre quisieron demostrar su devoción hacia la patrona con sendos actos en los que se respetaron la distancia de seguridad y limitación de aforo.

Torrealquería y el Barrio Viejo son las dos zonas de Alhaurín de la Torre que tienen como patrona a la Virgen del Carmen. Por ello, pese a la suspensión de las habituales procesiones y festejos, este jueves, 16 de julio, tuvieron lugar sendas misas para que los vecinos y vecinas pudieran demostrar su devoción.

TORREALQUERÍA
En Torrealquería, el acto tuvo lugar en la iglesia con todas las medidas de distanciamiento y seguridad. Acudieron numerosos vecinos todos con mascarillas, además del alcalde, Joaquín Villanova; la concejala delegada de la barriada, Susana Valero; y el concejal de Cultura y Fiestas, Andrés García, junto a otros miembros de la Corporación Municipal.

Susana Valero apuntó que había sido una misa muy emocionante, puesto que se apreciaba el amor que sentían los residentes de este núcleo hacia la Virgen del Carmen. Además, hizo hincapié en que también había sido emotiva por la gran cantidad de jóvenes que acudieron al acto, y subrayó que debido a la situación del Covid-19 se habían llevado a cabo todas las medidas de seguridad y protección para evitar cualquier contagio. También, resaltó que el año que viene se acogerán las fiestas con más emoción, debido a la situación por la que ha tocado pasar. Para concluir la misa, unas jóvenes de Torrealquería interpretaron una canción a la Virgen del Carmen, en un acto que finalizó entre vítores y aplausos.

BARRIO VIEJO
El Barrio Viejo también celebró este jueves la misa en honor a su patrona. El acto de culto se llevó a cabo en la iglesia parroquial de San Sebastián coincidiendo con la fecha en la que hubiera tenido lugar la salida procesional de la imagen y que este año, por la situación sanitaria, se ha suspendido. Acudieron numerosos vecinos, entre ellos, el alcalde y miembros de la Corporación.

El edil de Cultura y Fiestas, Andrés García, destacó que la misa había sido organizada teniendo en cuenta todas las medidas de seguridad impuestas por las autoridades sanitarias y afirmó que era un “orgullo” ver a tantas personas con tanta devoción hacia la Virgen del Carmen. Además, aseguró que las expectativas son altas con respecto a las fiestas del año que viene, ya que este año no han podido celebrarse.

Por otro lado, la presidenta de la Asociación de Vecinos del Barrio Viejo, María Teresa Santana, afirmó que este año estaba siendo duro tras la suspensión de las fiestas por la pandemia. También recalcó que estaba “emocionada” por ver la cantidad de personas que habían acudido a la misa, pese a no haber procesión.
Durante la celebración de la misa, el público asistente, que acudió provisto de mascarillas, pudo mantener la distancia social de seguridad, de acuerdo a las recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias. Al finalizar, se realizó una bendición a los escapularios y se interpretaron unas canciones dedicadas a la Virgen a cargo de Juan Martín, Estrella Agüera y Remedios Martín.

Print Friendly, PDF & Email