(PSOE) Los vecinos afirman que con el vallado se ha dejado para el paso de personas un estrecho margen del arcén de la carretera, con el consiguiente peligro de atropello, sobre todo en una curva cerrada y de visibilidad reducida en calle María de Maeztu

El edil socialista Fernando Pérez exige la habilitación de un paso para peatones que permita el acceso seguro desde esta urbanización hasta el centro del pueblo, con espacio suficiente para permitir el movimiento de carritos y vehículos adaptados

El PSOE de Alhaurín de la Torre pide que se aumenten las medidas de seguridad para el desplazamiento de peatones en las inmediaciones de Urbanización El Cordobés, donde el Ayuntamiento está llevando a cabo las labores de embovedado del reciento ferial y parque del Algarrobal. El concejal socialista Fernando Pérez ha expresado que “desde el PSOE no ponemos en duda los beneficios de esta obra, puesto que garantizará el buen funcionamiento de las infraestructuras de desvío de aguas pluviales en la zona”. Sin embargo, “sí que pensamos que el vallado de las obras no vela por la seguridad de los vecinos ni de los transeúntes”.

“Desde que se adjudicó la segunda fase de las obras el pasado mes de enero”, continúa Pérez, “la adjudicataria ha extendido una zona de vallas con un perímetro muy superior al de las anteriores obras”, dejando para el paso de las personas “un estrecho margen del arcén como paso para peatones que comunica con el centro del pueblo”. Además, este improvisado paso pedestre coincide con “una curva muy cerrada, peligrosa y de visibilidad reducida en la calle María de Maeztu”.

Para los socialistas, esta improvisada forma de disponer la vallas por parte del Ayuntamiento ha puesto en peligro la vida de “chicos y chicas en edad escolar que van andando al colegio o al instituto, además de las madres y padres que llevan a sus bebés en carrito e, incluso, aquellas personas con movilidad reducida que necesitan de algún medio rodado para poder desplazarse, dejándolos incomunicados a pie”, ha expresado el edil del PSOE Fernando Pérez.

Por ello, Pérez exigirá durante la próxima sesión plenaria la habilitación de un paso para peatones que permita el acceso seguro desde esta urbanización hasta el centro del pueblo, con espacio suficiente para permitir el movimiento de carritos y vehículos adaptados. Además, exigirá al equipo de gobierno local que se revise el trazado de la curva de calle María de Maeztu, ya que por su calzada transitan diariamente gran cantidad de vehículos ligeros y pesados y carece de total visibilidad, suponiendo con ello un grave peligro para la integridad de los peatones que la utilizan.

Print Friendly, PDF & Email