(Francisco Javier Zambrana Durán – Retamar)

Ciclismo. Parece ser que esa es la palabra con la que se podría definir Alhaurín en este 2018. Ciclismo ante todo, ciclismo por encima de todo. El municipio, que albergó carreras de renombre como el MTB Jarapalos o que acogió la llegada de La Vuelta a España en su Etapa 3, ha cerrado su ciclo con el V Día de la Bicicleta, que viene celebrándose desde 2013.

En esta ocasión, el circuito comprendió un total de 8 kilómetros que se iniciaron en la Plaza de España y que finalizaron en Retamar. La fiesta, que comenzó previamente a la salida, se prolongó a lo largo y ancho de un recorrido que enamoró a los aficionados al ciclismo de todas las edades. Desde padres, madres, hijos, hasta primos, abuelos o abuelas, todos tuvieron su gran día en una celebración que viene siendo habitual en Alhaurín.

La ruta terminó, pues, con dos paellas instaladas en la urbanización de Retamar que fueron abiertas al público para su disfrute y consumición. En aquel mismo emplazamiento se dio cabida a múltiples actividades, tales como danza, sorteos de bicicletas, exhibiciones de galerías fotográficas e incluso acciones benéficas de asociaciones contra el Cáncer.

El tiempo fue generoso con los deportistas 

Pese a que las lluvias hubieran asolado la ciudad de Málaga, el cielo dio una tregua a los ciclistas alhaurinos para poder disfrutar de esta celebración deportiva. Desde primera hora del día había cesado el agua, y las previsiones de lluvia a las 12:00 parecieron suprimirse finalmente y permitir que la población se uniera como si de una familia al completo se tratase.

El recorrido transcurrió de forma esperada, siempre guardando la prudencia necesaria y con la constante inquietud de que las noticias venidas desde arriba no fueran las más adecuadas. Por suerte, incluso la posterior fiesta de despedida se pudo concluir y no hubo problema alguno con la instalación eléctrica de audio del escenario.

Dos participantes leen el folleto de Javier Ochoa. – Foto: Francisco Javier Zambrana Durán (Diario Alhaurín)
Javier Ochoa, presente en el corazón de todos 

Dado que hoy Alhaurín homenajeaba su pasión por el ciclismo, no pudo faltar la presencia del histórico medallista paralímpico y ganador de una etapa del Tour de Francia. Javier estuvo en los corazones de los aficionados mediante unos folletos repartidos por voluntarios de la carrera en los que se mostraba un resumen de su carrera profesional. Además de ello, su familia acudió al acto final invitados por autoridades como el concejal de Deportes, Prudencio Ruiz, y el alcalde, Joaquín Villanova.

Esta serie de homenajes tendrán su broche de oro durante el próximo año, momento en el que se le realizará un acto especial para celebrar su desempeño en el deporte.


Texto realizado por: Francisco Javier Zambrana Durán (@neyfranzambrana/Francisco Zambrana).

Más fotografías haciendo clic aquí. 

Print Friendly, PDF & Email