image

En la plaza de San Sebastián se han instalado contenedores específicos para la recogida de estos residuos, mientras que los alumnos del colegio Maruja Mallo han disfrutado de una divertida jornada con talleres y experimentos

Alhaurín de la Torre ha celebrado hoy el Día Mundial del Medio Ambiente con una recogida masiva de pilas y lámparas, y una divertida jornada con talleres y experimentos que ha tenido lugar en el colegio Maruja Mallo. El objetivo de la iniciativa, organizada por la Concejalía de Medio Ambiente que dirige Marina Bravo, era una vez más fomentar entre los jóvenes y entre la población en general los hábitos domésticos para posibilitar un consumo responsable de electricidad, así como el reciclaje de residuos generadores o consumidores de energía.

La edil responsable del área, junto con la concejala de Educación, María Teresa Álvarez, se ha desplazado al centro educativo, donde las actividades iban dirigidas a los alumnos de 4º de primaria, con una charla participativa sobre la energía y su uso sostenible y talleres prácticos: la Ruta de la Energía, Experimentos Energéticos y Consumo Responsable.

Por otro lado, se ha instalado una carpa en la plaza de San Sebastián, donde se han instalado contenedores de reciclaje de pilas y de bombillas incandescentes, de bajo consumo, fluorescentes, etcétera. Se han repartido obsequios para los vecinos que han ido depositando allí los residuos. Marina Bravo ha destacado la necesidad de reciclar estos elementos, debido a la elevada contaminación que implican para el medio ambiente en caso de que no sean tratados de forma adecuada.

Las actividades organizadas por el Ayuntamiento no se limitan a este 21 de octubre, sino que para el día 26 se ha programado una visita de escolares al Vivero Provincial de la Diputación, situado en Benamocarra, donde los niños y niñas podrán conocer las diferentes plantas que se cultivan allí, además de participar en un taller de anillamiento de aves.

Hay que recordar que Alhaurín de la Torre cuenta con contenedores de pilas en todos los edificios municipales, centros escolares y comercios de electricidad y electrónica, y el Ayuntamiento se encarga de su recogida gratuita para su adecuada gestión. Además, hay depósitos específicos para la recogida de lámparas, luminarias y fluorescentes en la casa consistorial, Biblioteca, Escuela de Música, Polideportivo El Limón, Centro del Mayor y Centro Cultural. Gracias a este modelo, el municipio recoge aproximadamente una tonelada de pilas al año y forma parte además de un Sistema de Gestión Integrada (SIG) para el correcto tratamiento de residuos eléctricos y electrónicos, de los que se recogen una media de 20 toneladas anuales a través del Punto Limpio.

Print Friendly, PDF & Email