El complejo deportivo de pádel “Francis Ceballos” acogió el pasado fin de semana el tradicional Torneo Murciélago de fin de temporada de la Escuela de Pádel de Alhaurín de la Torre. Más de doscientas personas participaron en un evento en el que además de la propia competición deportiva, se realizaron actividades encaminadas al disfrute personal tanto de los jugadores como de sus familiares y aficionados.

 

En el aspecto puramente competitivo, en el desarrollo del torneo participaron un total de 50 parejas entre las categorías de 2ª masculina, así como de 3ª, 4ª y 5ª tanto masculina como femenina. La actividad, que comenzó a las 20:00 Horas del viernes y que acabó alrededor de las 7:00 Horas del sábado, incluyó también la tradicional barbacoa, así como la posibilidad de degustar espetos de sardinas, al que estuvieron invitados tanto jugadores como familiares y asistentes a la jornada.

 

Andrés Soriano, director de la Escuela de Pádel, se mostró muy satisfecho con el desarrollo del evento: “nos lo hemos pasado todos muy bien. Ha sido bonito reunirnos otro año más para hacer lo que nos gusta, jugar a pádel y divertirnos con las familias. Ha habido un gran ambiente, muchas risas y mucho juego. Este año, más que nunca, debido a la gran demanda de participantes, nos hemos alargado incluso más de lo previsto, signo de que todo ha salido como debía de salir”.