La Diputación destinará 860.000 euros a reducir la cuantía del IBI de 18.160 viviendas en el Valle del Guadalhorce con su plan de apoyo fiscal
Los 16 municipios de la comarca se beneficiarán de esta iniciativa, que aliviará la carga del Impuesto de Bienes Inmuebles a alrededor de 90.000 residentes

Bendodo destaca que en el conjunto de la provincia, la institución destinará 5 millones de euros a asumir entre el 10% y el 50% de este tributo, en función del valor catastral de las viviendas
Lunes, 01 de julio de 2013
La Diputación de Málaga va a destinar 860.000 euros a reducir la cuantía del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en la comarca del Valle del Guadalhorce, según ha informado hoy el presidente, Elías Bendodo, en una reunión con los regidores celebrada en el ayuntamiento de Vélez Málaga. Esta iniciativa beneficiará a 18.157 viviendas y alrededor de 90.000 contribuyentes en los 16 municipios de la zona, que verán reducida su carga fiscal en una horquilla de entre el 10% y el 50%.
El presidente ha acudido a la comarca a comunicar a los alcaldes esta decisión de la Diputación, apoyada en la buena situación financiera actual tras la superación del periodo de saneamiento realizado en los dos primeros años de mandato. “Todas las políticas que desarrolla esta institución van dirigidas a mejorar la situación económica general y a crear empleo”, ha explicado. Así, en el conjunto de la provincia este plan está dotado con 5 millones de euros y beneficiará a casi 120.000 hogares y unas 500.000 personas.
La subvención fiscal se realiza a través del Patronato de Recaudación Provincial (PRP), al que 96 municipios de la provincia y las entidades locales Serrato y Montecorto tienen atribuida la gestión de tributos. Los contribuyentes no tendrán que solicitar esta rebaja del impuesto, sino que se aplicará de oficio a quienes cumplan los requisitos establecidos.
Beneficio en la vivienda habitual
Los requisitos marcan que la vivienda debe estar a nombre de una persona física; que su valor catastral esté por debajo de 100.000 euros, que el pago del IBI esté domiciliado y que el dueño del inmueble esté al corriente de sus obligaciones tributarias. La rebaja se aplicará a la vivienda habitual del contribuyente; aquella en la que esté empadronado.
Además de las 18.160 viviendas del Guadalhorce, en este plan de apoyo fiscal figuran 39.000 inmuebles en la Axarquía; 32.206 en la Costa del Sol occidental; 18.629 en Antequera, y 10.993 en Ronda. El total en el conjunto de la provincia asciende a 119.000 unidades.
Por su parte, el alcalde de Alhaurín, Joaquín Villanova, ha felicitado a la Diputación por esta medida, “que es muy beneficiosa en estos momentos de crisis y de paro”. El regidor ha calculado que se beneficiarán prácticamente el 65% de las familias del municipio.
Villanova ha explicado que este plan de apoyo fiscal se suma a la reducción de tipos que ha puesto en marcha este año el ayuntamiento y al plan de ayudas por empadronamiento y fiscalización, “unas medidas que siempre hemos desarrollado en colaboración y coordinación con el Patronato de Recaudación”. A la reunión con los alcaldes han asistido también la vicepresidenta primera de la Diputación, María Francisca Caracuel, y el diputado presidente del PRP, José Alberto Armijo.
Bendodo ha calificado el plan de apoyo fiscal como la iniciativa “con tal vez mayor impacto entre la ciudadanía de lo que va de mandato”, ya que rebajará la carga fiscal del Impuesto de Bienes Inmuebles en un momento económico complicado. A modo de ejemplo, ha citado el caso de una vivienda en el municipio de Alhaurín de la Torre con valor catastral de 80.000 euros, que paga 326 euros de IBI y que gracias a la subvención del PRP abonará 32 euros menos, lo que significa un descenso del 10%.
“El Patronato de Recaudación se está convirtiendo en un instrumento básico para respaldar el cambio que ha experimentado la Diputación, que ha pasado de estar en quiebra técnica a ser un ente inversor”, ha dicho Bendodo. El PRP ha llevado a cabo un fraccionamiento de recibos municipales que acomoda los pagos y en lo que va de mandato ha reducido ya en dos ocasiones el premio de cobranza por la gestión tributaria, lo que ha supuesto por el momento un ahorro de 6 millones de euros para los municipios.
Al final del mandato, esta cantidad que los ayuntamientos se quedan para financiar sus inversiones y proyectos ascenderá a 17,5 millones de euros. “Les recuerdo que todo lo que hace la Diputación, sus inversiones y apoyos a los municipios, tiene como objetivo mejorar la situación económica y generar empleo”, ha insistido el presidente.
Gestión “responsable y austera”
Bendodo ha unido este plan de subvención del IBI al buen estado financiero de la Diputación. En su opinión, la institución ha completado en estos dos primeros años un camino que empezó con decisiones urgentes para evitar la quiebra y que hoy permite instaurar medidas de alivio fiscal: “Esta decisión es fruto de una gestión responsable, austera a la vez que dinámica, que pone el acento en las inversiones y la productividad, sin gastos injustificados”, ha asegurado ante los alcaldes del Valle del Guadalhorce.
La Diputación de Málaga va a invertir este año alrededor de 90 millones de euros en la provincia entre el Plan de Asistencia y Cooperación con los Municipios, el Plan de Inversiones Productivas y el Plan Especial de Impulso Económico. “Son medidas muy pensadas, bien planificadas, que podemos llevar a cabo gracias a una gestión que nos permite reducir la deuda y aumentar las inversiones”, ha concluido

Print Friendly, PDF & Email