image

(Prensa Municipal)  El Impuesto de Bienes e Inmuebles se reduce en un 20% y serán más las familias numerosas que podrán beneficiarse de bonificaciones de entre el 40% y el 60%. La tasa de carruajes disminuye otro 15%. El Pleno reclama al Gobierno la revisión de valores catastrales   16 de mayo de 2014.-   El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha aprobado en el Pleno ordinario correspondiente al mes de mayo, celebrado esta mañana, una serie de modificaciones de ordenanzas fiscales que supondrán la bajada de tres figuras tributarias para el próximo ejercicio: el Impuesto de Bienes e Inmuebles (IBI), la tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local (popularmente conocida como tasa de carruajes) y el impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalías). El alcalde, Joaquín Villanova, ha enmarcado estas medidas en un plan municipal para reducir la presión fiscal de la ciudadanía, manteniendo la calidad y el buen funcionamiento de los servicios públicos. En la sesión ha salido adelante también otra propuesta de la Concejalía de Hacienda para instar al Gobierno central a la revisión de los valores catastrales en Alhaurín de la Torre. El primer punto ha sido la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local. El edil de Economía y Hacienda, Francisco Martín, ha explicado que en este caso se ha reducido la tarifa en un 15%, lo que supone la tercera bajada consecutiva de esta tasa, que en la práctica quedará en una cuota anual de entre 24 y 30 euros por contribuyente. La aprobación provisional ha salido adelante con los votos del equipo de gobierno del PP, el voto en contra del PSOE y de UpyD y las abstenciones de IU y ERES. Posteriormente, se ha debatido la propuesta para la ordenanza del IBI, que ve reducido su tipo en un 15% más, al igual que el año anterior, por lo que ahora quedará fijado en un 0,556 para los inmuebles de naturaleza urbana y en un 0,75 para los rústicos. La bajada del 15% será generalizada para todos los contribuyentes, y habrá otra bonificación del 5% por domiciliación, con lo que la reducción del 20%. En esta modificación, aprobada también por PP con las abstenciones de IU y ERES y el voto en contra de PSOE y UpyD, se amplía además el ratio de familias que podrán beneficiarse de las bonificaciones por familia numerosa (40% en el caso de las unidades con tres hijos y el 60% para las de cuatro o más), ya que el límite del valor catastral de las viviendas que podrán beneficiarse pasa de 125.000 a 150.000 euros. La última de las ordenanzas fiscales que se ha modificado es la del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana (plusvalías), donde la bajada roza el 40%, según ha explicado el concejal durante el pleno. En este caso, han votado a favor PP y UpyD, y el resto de grupos se ha abstenido. Tanto Francisco Martín como Joaquín Villanova han valorado especialmente el esfuerzo realizado por el Área de Economía y Hacienda para poner en marcha esta reducción de impuestos, aún a costa de disminuir la recaudación, que, en el caso del IBI, podría bajar en torno a los 1,2 millones de euros. Precisamente, en el octavo punto del orden del día se ha aprobado por unanimidad de todos los partidos otra propuesta para proceder a la revisión de los valores catastrales, ya que la elaboración de la ponencia de 2009 impulsada entonces por el Gobierno ha sido la principal razón por la que ha habido viviendas en Alhaurín de la Torre que han visto incrementado el recibo del IBI. Por este motivo, el Ayuntamiento solicita al Ministerio de Economía y Hacienda que ”a la mayor prontitud inicie el procedimiento de valoración colectiva de carácter general en Alhaurín de la Torre, que refleje la realidad del mercado inmobiliario para su entrada en vigor tan pronto como lo permitan los plazos legalmente establecidos”, se señala en el texto aprobado hoy.   DOCUMENTACIÓN: AYUDAS AL IBI ESTE AÑO Hay que recordar que, para compensar esta subida, el Consistorio puso en marcha una campaña de ayudas para las personas afectadas. Las ayudas en todos los casos ascenderán al 40% del importe de la subida experimentada por los recibos del IBI de 2012 a 2013. Además, la Concejalía de Economía y Hacienda ha establecido los mecanismos para garantizar que esta ayuda se extienda también al recibo de 2014 y, por tanto, propicie que quede congelado en este año. Para ello, el Pleno de la Corporación aprobó primero un Plan Estratégico de Subvenciones para el periodo 2014-2016, que incluía esta línea de ayudas, y, posteriormente, se aprobó la Ordenanza Fiscal Reguladora del IBI para 2014 El plan responde al trabajo realizado conjuntamente por las concejalías de Bienestar Social e Igualdad y de Economía y Hacienda, y consta de nueve líneas de ayudas. Entre ellas, figuran la destinada a paliar los perjuicios económicos derivados de la revisión del Catastro, que aprobó el Gobierno en 2009. La financiación, para la que se han reservado 1,4 millones de euros, se llevará a cabo con fondos propios, con cargo al capítulo cuarto de los Presupuestos y como subvención directa al amparo del artículo 22.2 de la Ley General de Subvenciones..