El alcalde anuncia un refuerzo de esta campaña coincidiendo con el inicio de la desescalada, que supondrá más personas en las calles. Este plan de trabajo, que coordina el Área de Servicios Operativos, suma ya nueve semanas y continuará a lo largo de los próximos meses.

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre va a doblar el número de trabajadores que conforman el plan especial de limpieza y desinfección en calles y espacios públicos, que va ya por su novena semana desde el comienzo de la crisis sanitaria por el coronavirus. Así lo ha adelantado el alcalde, Joaquín Villanova, que ha recordado que el municipio fue de los primeros en poner en marcha esta medida y en destinar a varios equipos a fumigar a diario.

“Como mínimo vamos a seguir seis meses más. Esto supone un esfuerzo importante para el Ayuntamiento, pero lo importante es la salud”, ha informado el regidor. La campaña corre a cargo del Área de Servicios Operativos que dirige Prudencio J. Ruiz y se vertebra en torno a varios equipos que recorren el término municipal por zonas para desinfectar los principales lugares de paso.

Desde el principio, se están empleando hasta doscientos litros al día de una disolución de hipoclorito de sodio y otros productos explícitamente recomendados por Sanidad para la limpieza en las calles y espacios al aire libre. El Consistorio estudia ahora destinar a estas tareas máquinas generadoras de ozono, similares a las que se han instalado en el interior de los colegios y edificios para limpiar sus interiores.

Todo ello con el objetivo de frenar en la medida de lo posible la propagación del virus. Los trabajadores aplican esta disolución en contenedores de residuos, marquesinas de autobuses, mobiliario urbano, zonas de mayor afluencia de personas y el entorno de supermercados y comercios, residencias de ancianos o equipamientos públicos como el centro de salud, el propio Ayuntamiento o el Centro Penitenciario, entre otros.

Los empleados cuentan con todos los equipos de protección invidual necesarios para acometer estas tareas, así como remolques dotados de equipos a presión y mochilas de pulverización. El producto se utiliza en una proporción adecuada para no causar daños en la salud de personas o animales, pero sí para eliminar microorganismos nocivos causantes de enfermedades.

La decisión de incrementar estos equipos responde también al inicio de la desescalada anunciada por el Gobierno, que implicará que cada vez más personas puedan salir a las calles a pasear o a hacer deporte de forma individual. “Queremos las máximas garantías y que los vecinos tengan la tranquilidad de que pueden salir y que el pueblo va a estar desinfectado”, ha destacado Villanova.

Print Friendly, PDF & Email