upydnuevoFrancisco Muñoz Báez (Responsable de redes sociales del CL de Alhaurín)El Real Decreto 1368/1987 (las leyes en nuestro país tienen esa numeración tan compleja) regula los títulos y demás honores que disfrutan (los miembros y miembras para que no se ofenda ninguno/a) de la Familia Real. Conforme a la tradición histórica recoge varios títulos entre ellos el de Infante/a que se le otorga entre otros a los hijos/as de Rey/Reina que no sean Príncipe/Princesa de Asturias. Como digo la ley define ser Infante/a de España como un ”honor” (ver las múltiples definiciones de esa palabra según la RAE) enmarcado probablemente en el artículo 56.2 de la Constitución que autoriza a la Corona a usar los títulos tradicionales.

Pero nuestra denostada Constitución establece en el artículo 14 que todos somos iguales ante la ley sin distinción de cualquier circunstancia (algo que no alcanza al Rey/Reina que se define como (”inviolable”) y por tanto todas estas cosas forman parte de la parafernalia, la prensa rosa y el protocolo. Y ahora ya nos podemos reír. Porque todos los españoles saben que en nuestro país el Poder Judicial y sus actuaciones tienen ya poco que ver con la Justicia, y los que lo niegan cada día tienen que hacer mas piruetas para mantenerlo.

Pero siempre hay algo o alguien que colma el vaso, y ha sido Cristina de Borbón y su caso, porque es mucho mas ”caso Borbón” que ”caso Urdangarín” al menos a pie de calle. Las irregularidades y arbitrariedades han sido tan claras,tan manifiestas,tan descaradas(con Hacienda,con los notarios,procesales etc..) que el escándalo es inevitable e irresoluble. El Juez ha imputado finalmente a la Infanta, mas por no crear una crisis jurídica sin precedentes que por heroicidad, y la ha citado, que ya veremos si pasa la ”pena de banquillo”, y aunque no es una ”victoria” de la democracia sí que reconozco que es un pasito,un síntoma de que tal vez puede acabarse la impunidad en España peeeeeeero esa sensación a mí se me quita rápido y supongo que a todos ustedes también.

Porque ojito estar imputado no es estar condenado (este mantra sí que es cierto no como el de la Justicia independiente), ya saben ustedes a lo que me refiero…